27 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 24 de octubre de 2016, 01:00

Las fuerzas iraquíes progresan en su camino para expulsar de Mosul al EI

Tras las operaciones, lograron situarse a 9 kilómetros de la ciudad, distancia igual a la alcanzada por las tropas del Ejército iraquí tras hacerse con el control de Baratala, ubicada al sur de Bashiqa.

EFE, AFP y REUTERS

ERBIL - IRAK

La ofensiva para liberar Mosul, plaza fuerte de los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) en Irak, cumplió su primera semana con importantes avances de las tropas gubernamentales y causó 5.000 desplazados, una cifra "moderada", según la ONU.

El principal avance de las fuerzas kurdas "peshmergas" en la séptima jornada de enfrentamientos se desarrolló en torno a la ciudad de Bashiqa, al este de Mosul, donde cercaron la localidad y otros 7 pueblos, y cortaron la vía principal de suministros entre esta zona y la capital de Nínive.

Según el comando general de las fuerzas "peshmergas", en la batalla murió el emir del EI de esta zona, identificado como Abu Faruq.

a las puertas de mosul. Tras estos avances, lograron situarse a 9 kilómetros de Mosul, una distancia igual a la alcanzada por las tropas del Ejército iraquí tras hacerse con el control de Baratala, ubicada al sur de Bashiqa. Asimismo, las tropas iraquíes se hicieron con el control del 80% de otro enclave importante, la población de Al Hamdaniya, conocida también como Qaraqush, y ubicada a 27 kilómetros al este de Mosul, informó el alcalde de la localidad, Nisan Karrumi. Sin embargo, el responsable local advirtió de que todavía existen bolsas de resistencia del EI en varias partes de la urbe.

La resistencia ofrecida por los yihadistas ralentiza el avance de la ofensiva, aunque los responsables políticos y militares insisten en que todo marcha según la agenda prevista.

En la localidad de Talkif, 9 kilómetros al norte de Mosul, los yihadistas repelieron ayer un ataque de las fuerzas iraquíes y kurdas, que asaltaron la parte septentrional de la población, indicó el jefe de la seguridad del consejo local de la provincia de Nínive, de la que Mosul es capital. Mohamed al Bayati explicó que, tras la retirada, aviones iraquíes y de la coalición internacional liderada por EEUU bombardearán las posiciones de los yihadistas en el interior de la urbe, antes de que las tropas gubernamentales vuelvan a irrumpir en ella.

caos en kirkuk. Lanzado el lunes, el asalto iraquí con apoyo internacional contra Mosul busca recuperar la última gran ciudad y bastión simbólico en ese país del EI. Los yihadistas respondieron el viernes con un asalto sorpresa a la ciudad de Kirkuk, controlada por los kurdos, y dos días después las fuerzas de seguridad seguían enfrentándose a los combatientes implicados en el ataque. Decenas de atacantes, incluyendo varios kamikazes, no consiguieron apoderarse de los edificios gubernamentales claves, pero sembraron el caos en Kirkuk, una ciudad multiétnica y rica en petróleo.

Al menos 51 yihadistas fueron abatidos, incluyendo otros 3 más ayer, según fuentes de seguridad. Los choques esporádicos continuaban ayer, informó un oficial de seguridad, mientras las fuerzas rodeaban a los yihadistas en el distrito de Nidaa, en Kirkuk.

Al menos 46 personas, la mayoría miembros de las fuerzas de seguridad, murieron en el asalto. En otro frente, las fuerzas de élite trataban de retomar el control de Qaraqosh, ubicada al este de Mosul, que era la ciudad cristiana más grande de Irak.