7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 6 de octubre de 2016, 16:26

Lagarde lamenta el "no" en Colombia y critica la "retórica anticomercio" en EE.UU.

Washington, 6 oct (EFE).- La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, comentó hoy en una entrevista con Efe su decepción por la victoria del "no" al acuerdo de paz en Colombia, la preocupación por la retórica proteccionista en EEUU y las nuevas relaciones con Argentina.

"Sí, fue una sorpresa, y más que una sorpresa fue una decepción ver el rechazo al acuerdo de paz (de Colombia)", explicó Lagarde en la sede del Fondo en Washington.

Para Lagarde, sin embargo, "también fue alentador ver cómo ambas partes decidieron continuar con el cese el fuego y volver a la mesa de negociación para alcanzar un consenso que sea más aceptable para el pueblo colombiano".

La directora del organismo internacional, que estuvo presente el pasado 26 de septiembre en la firma formal del acuerdo de paz en Cartagena de Indias, indicó que no ve severas consecuencias económicas para Colombia por el ajustado triunfo del "no" en el plebiscito del pasado domingo.

"No estoy segura de que este paso atrás pueda desalentar a los inversores extranjeros, quienes veían Colombia como un mercado potencial para ubicar sus operaciones", dijo Lagarde a Efe sobre las expectativas económicas generadas por el acuerdo de paz firmado entre el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC.

En el encuentro en la sede central del FMI, donde esta semana se reúnen líderes económicos mundiales con motivo de su asamblea anual, Lagarde también se refirió a otros temas de la actualidad como las recetas proteccionistas escuchadas en la campaña electoral de EEUU y la nueva era en las relaciones con Argentina.

"Históricamente, el comercio ha sido un gran motor del crecimiento, además ha sacado a mucha gente de la pobreza y reducido la desigualdad entre países, si China ha podido reducir los niveles de pobreza al ritmo que lo ha hecho ha sido básicamente gracias al comercio", indicó la ex ministra francesa de Finanzas.

Por ello, y pese a reconocer que la globalización ha tenido efectos negativos en determinados "centros geográficos y sectores como el manufacturero", señaló que la recomendación del Fondo en un momento de bajo crecimiento es aumentar el comercio.

"Ahora que vivimos en un mundo que ha crecido por demasiado tiempo a un ritmo demasiado bajo que ayuda a muy pocos, ¡no podemos parar el motor! Necesitamos todos los motores y asegurar que una mayor tarta esté más repartida entre los países y sus gentes", remarcó.

Por ello, reconoció la preocupación existente en el FMI "por la retórica anticomercio escuchada en las elecciones de Estados Unidos, que sin duda dañaría este motor para el crecimiento" al tratarse de la primera economía global.

Tanto el aspirante republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, como su rival demócrata, Hillary Clinton, han mostrado sus recelos ante los últimos acuerdos de libre comercio como el Transpacífico (TPP) entre EEUU y 11 naciones de la cuenca del Pacífico, el cual han prometido renegociar.

Especialmente agresivo se ha mostrado Trump, quien ha prometido aplicar abultadas tarifas arancelarias a China y México para proteger las empresas y productos estadounidenses.

Por otro lado, Lagarde consideró que la cooperación entre el Fondo y el nuevo Gobierno de Argentina es "inmensamente diferente" respecto a la mantenida con las anteriores autoridades, y "ofrecerá recompensas mutuas".

"Acabo de ver al equipo, la misión que ha regresado de Argentina. Tuvieron una relación positiva y constructiva con las autoridades, informaron sobre sus resultados, y es algo que fue recibido positivamente", añadió sobre el reciente viaje de una misión de la institución a Buenos Aires, el primero en más de una década.

Tras la llegada del nuevo Gobierno argentino con el presidente Mauricio Macri a finales del pasado año, las tensiones entre las autoridades y el Fondo se han disipado, para dejar atrás la confrontación y el cruce de acusaciones durante el kirchnerismo (2003-2015).

"Estamos avanzando en el tema de las estadísticas, de modo que los datos se puedan hacer con más solidez y sean perfectamente confiables", sostuvo Lagarde.

Las dudas sobre la precisión de las cifras estadísticas por parte de Argentina, que el Fondo consideraba poco fiables, habían llevado al organismo a adoptar una moción de censura en 2013.

Hasta hace poco, de hecho, el FMI venía incluyendo en sus previsiones económicas una nota al pie en las que ponía en duda los datos oficiales suministrados por Buenos Aires y señalaba que variaban notablemente de los de analistas privados.

Alfonso Fernández