23 de marzo
Jueves
Mayormente nublado
21°
30°
Viernes
Parcialmente nublado
22°
32°
Sábado
Muy nublado
22°
32°
Domingo
Nublado
22°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
sábado 31 de diciembre de 2016, 01:00

Ladrón que fue abatido vino de Puerto Falcón a asaltar

Óscar Rafael Melgarejo Herrera, de 28 años, ex convicto abatido en un asalto en Luque, residía en Puerto Falcón, Chaco’i y desde ese lugar vino hasta la compañía Isla Bogado, Luque, para asestar un golpe en perjuicio de un camión repartidor de lácteos.

Tenía antecedentes por robo agravado, hurto, reducción, además de dos órdenes de captura, según el comisario Rubén Paredes, jefe de la Brigada Central de San Lorenzo.

El agente señala que el hombre protagonizó varios atracos en zona Central y en perjuicio de camiones repartidores. Cuando fue inspeccionado su cuerpo en la escena del hecho, retiraron billetes de peso argentino del poder del ladrón.

Aún no fue identificado el cómplice que lo acompañó en el atraco en perjuicio de los empleados, uno de ellos identificado como Ángel Vera, quien comentó que él y su compañero estaban bajando productos en una despensa en la zona, donde los ladrones también ingresaron a comprar productos.

Luego los repartidores abandonaron el negocio, cuando fueron sorprendidos por los dos delincuentes, quienes a punta de un arma de fuego les solicitaron que entregaran el dinero y otros objetos de valor, como sus teléfonos celulares.

Una vez con el botín, los malvivientes intentaron escapar, pero un justiciero que observó todo el atraco realizó dos a tres disparos logrando herir de un tiro en la cabeza a uno de los delincuentes; mientras que su cómplice pudo huir del sitio.

MISTERIO. El autor del disparo aún no fue identificado, pero se trataría de un vecino del lugar que observó la forma violenta en que actuaron los asaltantes y decidió actuar para que no se salgan con la suya. El proyectil extraído de la cabeza del ex convicto abatido pertenece a un arma calibre 9 mm. Una de las sospechas que manejan los agentes de la Brigada es que podría ser un uniformado el responsable de ultimar al asaltante.

El arma de fuego incautada de la escena del crimen y que corresponde al caído fue enviada para su análisis en balística de la Policía Nacional.

La próxima semana conocerán los resultados y verificarán con qué otros hechos delictivos tienen conexión, explicó el comisario Paredes.

Los agentes de la Brigada indagan el teléfono celular incautado del poder del fallecido, con este elemento podrán encontrar las comunicaciones que realizó el asaltante con su cómplice, antes del violento intento de asalto.