10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 28 de noviembre de 2016, 12:22

La visita de Kuczinsky a Chile escenifica la normalización de la relación bilateral

Santiago de Chile, 28 nov (EFE).- La visita oficial a Chile del presidente peruano, Pedro Pablo Kuczinsky, escenificará la normalización de las relaciones bilaterales entre dos países vecinos que se alejaron durante los últimos años por una disputa territorial.

Kuzcynski llegará este lunes a Santiago invitado por la presidenta Michelle Bachelet, que el martes lo recibirá en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo.

La visita del líder peruano será la culminación de una serie de señales de acercamiento que comenzaron a gestarse en junio pasado después de las elecciones y se aceleraron cuando Kuzcynski asumió la Presidencia un mes después.

A comienzos de julio, Kuzcynski acompañó al entonces presidente, Ollanta Humala, a la cumbre de la Alianza del Pacífico, que reunió en Puerto Varas, al sur de Chile, a los mandatarios de los cuatro países que integran el bloque comercial.

En ese escenario, Kuczynski y Bachelet sostuvieron su primer encuentro formal, y el entonces presidente electo peruano declaró después de la reunión que las relaciones bilaterales "van bien, siempre pueden ir mejor y yo me voy a ocupar de que vayan mejor".

Los contactos entre las Cancillerías de ambos países se aceleraron estas últimas semanas para afinar los detalles de la visita del mandatario peruano, que estará en el país hasta el miércoles.

El vicecanciller de Perú, Néstor Popolizzio, se reunió con su homólogo chileno Edgardo Riveros a mediados de octubre en Santiago y el 9 de noviembre el canciller chileno, Heraldo Muñoz, viajó a Lima para cerrar los últimos flecos de la visita del presidente peruano.

Muñoz se reunió con su colega peruano, Ricardo Luna, con quien acordó un cronograma tentativo de reuniones de los mecanismos bilaterales que serán desarrollados en lo que queda de 2016 y durante el próximo año.

Esta fluidez entre los dos Gobiernos contrasta con la tirantez que caracterizó el trato a raíz de la demanda que Perú presentó contra Chile en 2008 en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Perú reclamaba al tribunal que modificara la frontera marítima entre ambos países y la dejara en una línea equidistante a las costas de los dos países.

El 27 de enero de 2014, la CIJ acogió en su fallo una parte de la tesis peruana. La corte resolvió que la frontera marítima se mantendría sin variación desde la costa hasta las 80 millas.

Desde ese punto la línea divisoria pasó a ser equidistante a las costas de los dos países hasta las 200 millas, lo que generó un triángulo de mar de 50.000 kilómetros cuadrados que pasó a ser de soberanía peruana.

Los Gobiernos de los dos países acogieron el fallo, pero la tensión se mantuvo porque se enfrascaron en una discusión por la soberanía del llamado "triángulo terrestre".

Se trata de una superficie de 3,7 hectáreas bañada por aguas chilenas que ambos países consideraban de su soberanía, al tomar como inicio de la frontera terrestre diferentes coordenadas.

La polémica por esa porción de tierra marcó los últimos meses del Gobierno de Ollanta Humala, aunque los dos cancilleres pusieron recientemente paños fríos y afirmaron que no tienen ningún tema territorial pendiente.

El miércoles, Bachelet y Kuczynski participarán en el Encuentro Nacional de la Empresa (Enade), el principal foro empresarial de Chile.

También intervendrán en el foro el expresidente Sebastián Piñera (2010-2014) y José Miguel Insulza, ex secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) y precandidato presidencial en las elecciones del próximo año.

En las últimas semanas, la polémica por las inversiones de Piñera en una pesquera peruana ha salpicado a Kuczynski, que era director de esa empresa.

Bancard, la empresa que canaliza las inversiones de Piñera, compró más de un 9 % de la pesquera peruana Exalmar durante su Gobierno (2010-2014), cuando Chile y Perú estaban enfrentados en la Corte de La Haya por sus límites marítimos.