9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 12 de julio de 2016, 07:20

La UE y la ONU ven la crisis de los refugiados como un desafío a sus valores

Berlín, 12 jul (EFE).- El comisario europeo para la migración, Dimitris Avrapoulos, y el enviado especial del secretario general de la ONU para asuntos migratorios, Peter Sutherland, definieron hoy en Berlín la crisis de los refugiados como un desafío a los valores claves de las dos instituciones.

"Hace unos años muchos creyeron que la crisis económica iba a poner en cuestión el proyecto europeo. Eso no ocurrió pero si ha ocurrido con la crisis de los refugiados", dijo Avrapoulos tras una reunión convocada por el ministro de Exteriores alemán, Frank Walther Steinmeier.

Según Avrapoulos lo que se ha puesto a prueba con la crisis ha sido la disposición a actuar con solidaridad frente a la misma y lamentó la reacción en algunos países con "crecimiento del populismo y la xenofobia".

La reunión, a la que asistieron representantes de diversas organizaciones internacionales, es la segunda de ese tipo que se celebra en Berlín por impulso del ex secretario general de la ONU Kofi Annan.

Sutherland, al igual que el comisionado de la ONU para los refugiados, Filipo Grande, también hablaron de la crisis como un reto para los valores que representa la organización y llamaron a hacer frente a la misma desde la solidaridad y la responsabilidad compartida.

"La responsabilidad compartida y solidaridad son factores claves para un problema que no afecta sólo a Europa. No se puede ignorar que se trata de un reto para los valores de la ONU y de la UE", dijo Sutherland.

Sutherland criticó la actitud egoísta de algunos países europeos que no están haciendo frente a esa responsabilidad con la crisis.

"Ver que el papa regresa de Estambul llevando en su avión a más refugiados que los que han recibido de Siria 21 países europeos es una vergüenza", dijo Sutherland.

Durante la reunión se acordó la creación de un banco de datos sobre la migración por parte de la Organización Internacional sobre la Migración y apoyada económicamente por el Ministerio de Exteriores alemán.

Además, se pactó coordinar campañas de información en los países de origen, sobre los peligros de la emigración ilegal y las posibilidades de migración legal y se destacó la importancia de impulsar la formación de los refugiados.

"En vista del reto de 64 millones de refugiados, no nos podemos permitir una pausa en el trabajo. Cuando la alarma suena ya suele ser demasiado tarde", dijo el ministro de Exteriores alemán, Frank Walter Steinmeier.