4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 12 de julio de 2016, 07:56

La UE y EEUU ponen en marcha nuevo acuerdo de protección de datos personales

Bruselas, 12 jul (EFE).- La Unión Europea (UE) y EEUU han puesto en marcha el nuevo acuerdo de protección de datos personales que se transfieren a través del Atlántico, el denominado "Escudo de la Privacidad" que sustituye el marco anterior que fue anulado por la Justicia comunitaria y que entrará en vigor inmediatamente.

La Comisión Europea adoptó hoy el acuerdo, algo que pone fin a más de dos años y medio de trabajo desde que expresó por primera vez sus preocupaciones acerca de que el pacto anterior, el "Puerto Seguro" (Safe Harbour), podía no ser lo suficientemente seguro para proteger los derechos fundamentales de los europeos, algo que confirmó el Tribunal de Justicia cuando lo anuló en octubre.

En una rueda de prensa, la comisaria de Justicia y Consumidores, Vera Jourová aseguró que el nuevo marco contiene "fuertes obligaciones" de protección de datos para las empresas.

Estas podrán certificarse a partir del 1 de agosto ante el Departamento de Comercio de EEUU, que supervisará "más sólidamente" el cumplimiento y si las compañías violan las normas pueden ser sancionadas o retiradas de la lista de entidades participantes.

Por otro lado el acuerdo incluye garantías por escrito del Gobierno estadounidense de que el acceso de las autoridades públicas a efectos de la aplicación de la ley y de la seguridad nacional está sujeto a limitaciones, salvaguardas y mecanismos de supervisión claros, y pone por primera vez a disposición de cualquier persona en la UE vías de recurso en caso de denuncias sobre cómo se han gestionado sus datos, ya sea por parte de empresas o el Gobierno.

La UE asegura que EEUU ha descartado una vigilancia masiva indiscriminada de los datos personales transferidos hacia ese país y que la recopilación en bloque de datos solo podrá utilizarse en condiciones específicas predeterminadas y tiene que ser lo más concreta y precisa posible.

Existen salvaguardas para la utilización de los datos en esas circunstancias excepcionales y se ha establecido un mecanismo de recurso en el ámbito de la inteligencia nacional para los europeos a través del Defensor del Pueblo dentro del Departamento de Estado.

Jourová recalcó que el acuerdo "es fundamentalmente diferente del Puerto Seguro, también porque habrá un mecanismo de revisión conjunta anual, que hará más fácil resolver cualquier problema.

Explicó que desde que se presentó el primer borrador en febrero pasado, la CE ha mejorado el acuerdo e introducido aclaraciones tras las recomendaciones de la autoridad europea de protección de datos y de la Eurocámara, por ejemplo para reforzar el papel del Defensor del Pueblo y clarificar cuándo hay o no una recopilación en bloque de datos y qué la diferencia de una vigilancia masiva, así como intensificado algunas obligaciones de las empresas.

La secretaria de Comercio de EEUU, Penny Pritzker, por su parte, calificó la adopción del Escudo de la Privacidad de "hito para la privacidad en un momento en el que el intercambio de datos impulsa el crecimiento en cualquier sector".

"Para las empresas el acuerdo facilitará el comercio transfronterizo, habrá más colaboración transatlántica y más inversiones para crear empleos en nuestras comunidades", dijo.

"Para los consumidores, el acuerdo permitirá el acceso a los servicios en línea favoritos y a las últimas tecnologías, a la vez que se protege su privacidad", afirmó Pritzker.

La secretaria de Comercio se mostró convencida que, con las nuevas garantías incluidas, el acuerdo "superará cualquier escrutinio adicional".

Con la adopción del Escudo de la Privacidad, añadió, "enviamos un importante mensaje al mundo: compartir ideas e información a través de las fronteras no es solo bueno para nuestras empresas, sino también para nuestras comunidades, nuestras gentes".

Explicó que para las empresas, una sociedad de nueva creación en Silicon Valley puede contratar a un programador en la República Checa y un fabricante alemán puede colaborar con un laboratorio en Tennessee (EEUU), mientras que los consumidores pueden beneficiarse de los "últimos productos digitales de servicios innovadores, procedan donde procedan".