8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 13 de noviembre de 2016, 18:44

La UE, "unida" en la necesidad de seguir reforzando la relación con EEUU tras la elección de Trump

Bruselas, 13 nov (EFE).- La Unión Europea mostró hoy "unidad" en cuanto a la necesidad de seguir trabajando en reforzar su relación con Estados Unidos, tras la elección como presidente de ese país de Donald Trump, indicó la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, tras una cena informal de ministros.

"Puedo decir que hay unidad entre los Veintiocho en la necesidad, en primer lugar, de continuar trabajando en la fortaleza de las relaciones transatlánticas", declaró Mogherini a la prensa tras el encuentro, que precede al Consejo de Ministros de Exteriores comunitario de mañana en Bruselas.

"La UE y EEUU son socios y seguirán siendo socios, en lo que nos concierne a nosotros, sobre la base de nuestros propios valores, principios, intereses", apuntó.

Mogherini dijo que hoy "hemos compartido ideas pero todos estamos de acuerdo en el hecho de que tenemos que ver cuáles serán las políticas de la próxima Administración", que "aún deben ser definidas", indicó, y agregó que "no nos corresponde a nosotros, sino a la próxima Administración definir sus propias posiciones".

Mogherini dejó claro que "entre nuestros intereses está el de volver a trabajar con los estadounidenses".

En paralelo a esa postura, la política italiana señaló que los ministros abordaron también "la necesidad de reforzar la unidad europea en algunos asuntos clave que serán aún más cruciales en los próximos meses".

"La necesidad de trabajar en el sistema multilateral. Para nosotros es extremadamente importante trabajar en la implementación del acuerdo sobre el cambio climático, pero también en la no proliferación y la protección del acuerdo nuclear iraní", comentó, y precisó que éste responde no sólo al interés europeo sino a una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

Además, "en comercio y en todas las crisis que nos rodean en las que hemos trabajado muy bien con EEUU a lo largo de estos últimos ocho años".

"Estamos deseosos de una asociación muy fuerte con la nueva Administración", señaló Mogherini.

La alta representante subrayó que "hemos decidido juntos implicarnos con la próxima Administración incluso desde estas primeras semanas de transición".

"Obviamente continuaremos trabajando día y noche con la actual Administración, pero también preparando el terreno para el cambio en enero", dijo.

Mogherini confió en visitar "pronto" Washington y también en invitar al futuro secretario de Estado "a un de nuestros Consejos de Asuntos Exteriores".

"Unidad, consenso, sobre la necesidad de desarrollar estas dos vías: invertir en una fuerte asociación EU-EEUU, protegerla y preservarla, pero también reforzar las políticas y acciones europeas de manera independiente.

Mogheirni se refirió también a cooperar en inmigración y "compartir" esa responsabilidad y, en cuanto a la relación con Rusia, aseguró que la UE mantendrá la misma posición de rechazo a la anexión de la península ucraniana de Crimea por Moscú a la vez que continuará su "compromiso selectivo" en asuntos como la lucha contra el terrorismo o la crisis libia.

"No es ni blanca ni negra" la relación con Rusia, indicó.

Todos los Estados miembros estuvieron representados aunque un par de ministros no pudo acudir a la cita por problemas de agenda, como es el caso del jefe de la diplomacia francesa, Jean-Marc Ayrault, quien recibe el lunes por la mañana en París al próximo secretario general de la ONU, António Guterres, recordó Mogherini.

Sí que reconoció algún ministro no asistió "por razones políticas", en referencia al británico Boris Johnson, y agregó que "es normal para un país que ha decidido abandonar la UE el no estar tan interesado en la discusión del futuro de nuestras relaciones con EEUU".