6 de diciembre
Martes
Poco nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 13 de julio de 2016, 07:42

La UE pide a China amplias reformas si quiere una consideración de la economía de mercado

Pekín, 13 jul (EFE).- Los líderes de la Unión Europea urgieron hoy a China a aplicar normas del mercado en la reconversión de su industria siderúrgica y a abrirse más a las empresas de la UE si desea lograr el reconocimiento de economía de mercado.

El bloque europeo y China cerraron en Pekín su decimoctava cumbre anual, dominada por los llamamientos de la UE a Pekín para que reactive su proceso de reformas económicas, especialmente en cuestiones que cada vez más perjudican los intereses europeos.

Una cumbre empresarial celebrada en el Gran Palacio del Pueblo, símbolo del poder comunista en China, y una reunión entre los líderes comunitarios y el primer ministro chino, Li Keqiang, fueron los principales ejes del segundo día de la cita anual entre Pekín y Bruselas.

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, insistió durante la cumbre empresarial en que China "ofrezca a las empresas europeas el mismo nivel de apertura del que se benefician las empresas chinas en el mercado europeo".

Juncker también pidió que el Gobierno de Pekín lleve a cabo una profunda reforma de su industria siderúrgica siguiendo las reglas del libre mercado, a fin de corregir su enorme exceso de capacidad de producción y las distorsiones que eso crea en otros países debido al "dumping" en las exportaciones chinas.

En este sentido, Juncker aseguró que dejar actuar a las fuerzas del mercado "es una cuestión esencial" de esa reestructuración, precisamente poco antes de que la UE tenga que plantearse si concede a China el estatus de economía de mercado.

Juncker, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el primer ministro Li acordaron hoy crear un grupo de trabajo para estudiar las exportaciones chinas de acero a Europa, que en el primer trimestre del año han subido un 28 % y su precio ha caído un 31 % en el mismo período.

"Estas cifras muestran con claridad que nos enfrentamos a un problema muy serio", añadió el presidente de la CE en una conferencia de prensa posterior, en la que afirmó: "usaremos todos los medios a nuestra disposición para defender nuestra industria del acero".

Juncker recordó que el exceso chino de capacidad de producción de acero es "el doble de toda la producción europea".

En los últimos años, China ha sido objeto de varias medidas o investigaciones por "dumping" -de EEUU y la UE, entre otros- en sus exportaciones de productos industriales, especialmente en productos siderúrgicos.

Juncker advirtió claramente a Pekín de que hay "una interrelación" entre la reestructuración industrial y el examen que Bruselas debe hacer para mediados de diciembre sobre si China es una economía de mercado.

El debate sobre la concesión del estatus de economía de mercado de China por parte de la UE, algo que también tienen que hacer otras potencias comerciales como EEUU o Japón, se deriva del protocolo de la entrada de Pekín en la Organización Mundial del Comercio (OMC), en 2001.

Esta decisión cambiaría, en la práctica, la forma de calcular los derechos antidumping para los productos chinos, pero a Pekín le interesa más por su carácter simbólico.

Ambos asuntos podrían separarse, pero "el sentimiento generalizado" en la UE es que deben "estudiarse juntos", recalcó el exprimer ministro luxemburgués ante los periodistas.

Juncker también insistió en la importancia de que haya avances en las negociaciones que Pekín y Bruselas mantienen desde hace años para un tratado de inversiones, con el que la UE espera lograr mejoras en el acceso de las empresas europeas a sectores de la economía china que siguen cerrados, o limitados, a la inversión extranjera.

En cuestiones internacionales, buena parte de las conversaciones han tratado el "brexit" y el fallo de la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya sobre el caso planteado por Filipinas sobre las reclamaciones chinas en el Mar de China Meridional.

Sobre el "brexit", los europeos se han esforzado en minimizar sus consecuencias.

Tusk aseguró hoy que el impacto auténtico va a ser "mucho menor de lo que algunos temen",y recalcó que, a pesar de todo, el Reino Unido será durante los próximos dos años "un miembro pleno de la UE, con sus derechos y sus obligaciones".

Juncker recalcó que, incluso con 27 miembros, la Unión Europea seguirá siendo un gigante económico de primer nivel.

Tusk anunció que durante este año habrá una nueva ronda de diálogo con China sobre derechos humanos, que tendrá lugar en Bruselas, incluso si ambas partes mantienen sus diferencias en esta cuestión.

En cuestiones exteriores, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, propuso aumentar la cooperación bilateral en materia de seguridad, y apuntó como posibles áreas el conflicto sirio y las medidas de prevención y lucha antiterrorista.