7 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 8 de noviembre de 2016, 09:11

La UE debe acelerar para lograr sus metas climáticas en 2030, según estudio

La Unión Europea ha progresado significativamente en la reducción de emisiones contaminantes, pero deberá incrementar sus esfuerzos para alcanzar sus objetivos para 2030, indica un estudio publicado este martes por el Instituto para el Desarrollo Sostenible y las Relaciones Internacionales (IDDRI).

EFE

Según el informe, en el que han participado otras siete organizaciones y titulado "El estado de la unión energética baja en carbono: evaluación del progreso de la Unión Europea (UE) hacia los objetivos climáticos de 2030 y 2050", la reducción de las emisiones se debe esencialmente a la coyuntura económica que atraviesa la UE.

El estudio analiza datos de cuatro sectores clave en las emisiones de CO2 -la generación de energía, los edificios, la industria y el transporte- y constata que "los países de la UE han logrado avances significativos, en particular en el sector de la energía, y la intensidad de carbono de la producción de energía se redujo en un 20,9% entre 2000 y 2014.

"Demasiada parte del cambio en las emisiones agregadas ha sido impulsada por efectos cíclicos más que por una descarbonización estructural, especialmente por el impacto de la crisis financiera y la consiguiente lenta recuperación", indica el informe, en el que también han cooperado el Instituto Wuppertal alemán y el ENEA italiano, entre otros.

Los autores consideran que la UE no se está preparando adecuadamente para una economía baja en carbono a largo plazo, por ejemplo, "descarbonizando los procesos y materiales industriales".

"Incluso en el sector de la electricidad, donde el crecimiento de las renovables ha sido impresionante", la mejoría en la reducción del carbono debería mejorarse entre un 1,8 y un 3% en la próxima década, señalan.

Añaden que en el transporte de pasajeros, la Unión Europea tiene un ratio de reducción en carbono del 0,8% anual, por debajo del 1,8% necesario para alcanzar los objetivos para el 2030, que pasan por reducir un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero, elevar hasta al menos el 27% la cuota media de energías renovables y mejorar un 27% la eficiencia energética.

Para 2050, la UE deberá haber reducido sus emisiones en un 80% en relación con los niveles de 1990, según el Acuerdo de París para luchar contra el cambio climático.

La directora del foro francés de pensamiento IDDRI, la exsecretaria de Estado española de Cambio Climático, Teresa Ribera, destacó que la UE necesita "nuevas políticas sectoriales para garantizar que puede alcanzar sus objetivos a largo plazo, especialmente en el transporte y la industria".

Recomiendan, por ejemplo, que más allá del "ambicioso" objetivo de reducir las emisiones en el transporte rodado a 70 gramos de CO2 por kilómetro para 2025, la UE establezca un "marco" para que toda la flota eléctrica y comercial sea 100% eléctrica para esa fecha.

Sugieren además que se refuerce y se vigile la eficiencia energética en los edificios y también que se tomen medidas para mitigar los efectos de industrias de consumo intensivo de energía como el acero.

El informe se refiere también al régimen de comercio de derechos de emisiones (ETS, por sus siglas en inglés) que actualmente debaten los veintiocho Estados miembros de la UE, y señala que la Unión "necesita reforzarlo desesperadamente" para "evitar que persista el riesgo" de unos precios bajos de carbono a final de la década de 2020, entre otras medidas.