23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 30 de junio de 2016, 10:04

La tasa de muertes violentas de jóvenes en Brasil crece un 576 por ciento desde 1980

Río de Janeiro, 30 jun (EFE).- El número de niños y adolescentes muertos por causas violentas en Brasil aumentó un 576,4 % en tres décadas, desde 1.825 en 1980 hasta 10.520 en 2013, con 34,1 asesinatos por cada 100.000 jóvenes, según un estudio divulgado hoy por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

El informe "Violencia letal contra los niños y adolescentes de Brasil" recoge datos hasta 2013 por ser los últimos consolidados en las estadísticas del Ministerio de Salud y apunta que en ese último año murieron en el país hasta 29 jóvenes al día.

Esta tendencia al alza ha supuesto que desde 2007 todos los años se hayan registrado tasas de mortandad por causas violentas por encima de los 30 casos por cada 100.000 jóvenes.

Esta violencia afecta especialmente a los jóvenes negros, que sufren una tasa de homicidios hasta un 178 % superior a la de los blancos menores de 18 años.

Según la información divulgada por la Flacso, que incluye datos recopilados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 85 países, entre 2010 y 2013, entre los países analizados, Brasil es el tercero con la mayor tasa de homicidios de jóvenes, por detrás de México y El Salvador.

Por regiones, el estado de Alagoas, en el nordeste del país, es donde la vida de los jóvenes corre más peligro al registrar una tasa de 43,3 homicidios, en este caso por cada 100.000 personas de hasta 19 años de edad.

Los estados de Espírito Santo y Ceará, ambos en la zona este del país, serían los siguientes clasificados en esa estadística, con 37,3 y 33,7 asesinatos por cada 100.000 jóvenes.

En el otro extremo se encuentran los estados de Santa Catarina y Sao Paulo, ubicados en el sur de Brasil, la más desarrollada del país, con 5,7 y 6,3 muertes violentas por cada 100.000 jóvenes.

El estudio de la Flacso también muestra que en 2013 se registraron hasta 788 suicidios entre personas menores de 19 años.

Este dato implica una tasa de 1,2 suicidios por cada 100.000 jóvenes, muy por encima de la tasa del 0,8 registrada en 1980.