25 de marzo
Sábado
Poco nublado con tormentas
24°
33°
Domingo
Tormentas
22°
28°
Lunes
Tormentas
22°
30°
Martes
Tormentas
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Opinión
domingo 24 de julio de 2016, 01:00

La sentencia más larga del mundo

Por Guido Rodríguez Alcalá

Si no la más larga del mundo, con sus 2.312 páginas, la sentencia reciente no puede estar muy lejos del récord mundial. Aunque no estoy de acuerdo con su contenido, por no decir que estoy totalmente en desacuerdo, estuve a un paso de admirar la laboriosidad de los jueces que la escribieron: ¡2.312 páginas en una semana! Sin embargo, después de haber comentado la resolución con unos amigos, que la estudiaron con atención, me di cuenta de que buena parte de la tarea fue la de cortar y pegar textos con un simple programa de computadora.

Por eso, en la página 2.234 de la sentencia se afirma: "También se tiene que el informe balístico Nº 81/12, introducida en su debida y legal forma, que fuera ratificada por el Lic. Derlis Spaini y la Lic. Violeta Rodríguez, han llegado a concluir que la evidencia M85A, M85B, M85D, M85E, vainas servidas y percutidas, son atribuibles como percutidas por el arma escopeta identificado como M3, calibre 28, sin marca legible".

Informe. Perdonando la redacción, resulta inaceptable que, en la página 2.237, se repita lo mismo: "También se tiene que el informe balístico Nº 81/12, introducida en su debida y legal forma, que fuera ratificada por el Lic. Derlis Spaini y la Lic. Violeta Rodríguez, han llegado a concluir que la evidencia M85A, M85B, M85D, M85E, vainas servidas y percutidas, son atribuibles como percutidas por el arma escopeta identificado como M3, calibre 28, sin marca legible".

¿Inaceptable por qué? Porque la repetición se refiere a dos personas diferentes, a Rubén Villalba y Luis Olmedo, que no pudieron haber hecho lo mismo, en el mismo momento, con la misma arma. Debo explicar que M3 se refiere a una escopeta calibre 28, y que M85A, M85B, M85D, M85E se refieren a vainas servidas (cartuchos usados) de la misma escopeta; con esa escopeta, y con esos cartuchos, Villalba y Olmedo perpetraron designios criminales el 15 de junio de 2012, en Marina Cué (Curuguaty). Por ese motivo, Villalba fue condenado a 35 años de cárcel, y Olmedo, a 20 años. Si, como afirma la sentencia, los condenados formaban parte de una gavilla criminal que, con premeditación y alevosía, emboscaron a un contingente policial para matar a varios agentes del orden, no es plausible que se prestaran la escopeta para tirar por turno.

Ni plausible ni posible, de acuerdo con las pericias efectuadas por la Fiscalía, que los jueces aceptaron sin cuestionar. Según esas pericias, la escopeta 28, numerada M3, no había disparado en la matanza de Marina Cué. En realidad, tampoco habían disparado las demás escopetas presentadas por la Fiscalía como instrumento del delito, con lo cual la acusación queda sin fundamento.

Pasando por alto ese pequeño detalle, y que el tribunal no sepa qué es el calibre de una escopeta, resulta imperdonable que no entienda algo muy simple: las escopetas son armas de ánima lisa, y por eso no se puede determinar cuál de las presentadas pudo haber disparado los perdigones presentados por la acusación.

Por otra parte, los perdigones presentados (1,45 gramos) pudieron haberse disparado con cualquier calibre de escopeta. Estando la información en internet, ¿por qué no la consultaron los magistrados de la causa?