7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 19 de septiembre de 2016, 10:09

La sede de la ONU se convierte en el epicentro de la diplomacia mundial

Naciones Unidas, 19 sep (EFE).- Al menos 135 jefes de Estado y de Gobierno participan desde este martes en el debate anual de alto nivel de la Asamblea General de la ONU, que una vez más convertirá a Nueva York en el epicentro de la diplomacia mundial.

Los datos dados por la ONU indican que desde la tribuna de la Asamblea General, la de mayor proyección internacional, desfilarán 86 jefes de Estado, 49 jefes de Gobierno, un príncipe heredero, 5 vicepresidentes, 51 ministros y 3 observadores.

Todos ellos traerán a Naciones Unidas sus propuestas sobre la agenda mundial, en una serie de sesiones que se celebrarán desde este martes y hasta el lunes de la semana que viene, aunque el domingo no habrá intervenciones.

Como es tradición, el debate lo abrirá Brasil, que en esta ocasión estará representado por Michel Temer, quien reemplazará en el podio a Dilma de Rousseff, despojada de su mandato el pasado 31 de agosto tras un juicio político celebrado en el Parlamento.

Y, como también es tradición, al representante de Brasil le seguirá el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que el martes se despide de la ONU, meses antes de que ocupe su puesto el vencedor de los comicios presidenciales del 8 de noviembre.

El último programa facilitado por la ONU indica que habrá intervenciones de gobernantes hasta el sábado próximo, y ese día y el lunes la tribuna de la Asamblea General será utilizada exclusivamente por ministros de los distintos países.

Habrá grandes ausentes en el debate de la Asamblea General, a no ser que a última hora haya cambios en el programa que los incluya. Entre ellos se encuentra el presidente de Cuba, Raúl Castro, que se estrenó en la ONU en las sesiones del año pasado.

Tampoco estará el presidente ruso, Vladimir Putin, ni el chino, Xi Jinping, que también participaron en las deliberaciones del 2015, año en el que la ONU celebró el 70 aniversario de su creación, lo que atrajo una presencia de líderes mayor que en otras ocasiones.

La tribuna de la Asamblea General la ocuparán presidentes que en los últimos meses iniciaron sus mandatos, como el argentino Mauricio Macri o el peruano Pedro Pablo Kuczynski, así como la nueva primera ministra británica, Theresa May.

Pero, como es costumbre, los pasillos de la ONU, las sedes de las agencias de Naciones Unidas situadas en las proximidades y los hoteles de la ciudad serán escenarios de centenares de reuniones sobre múltiples temas.

De acuerdo con datos oficiales, la organización programó para estas fechas 545 reuniones en el edificio principal de la ONU, lo que incluye eventos paralelos y reuniones regulares.

También fueron habilitadas salas para las 1.100 reuniones bilaterales que se llevarán a cabo estos días, incluyendo 124 en las que uno de los presentes será el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Al margen del debate de la Asamblea General, la atención está centrada fundamentalmente en una conferencia sobre refugiados impulsada por Obama y que se celebrará este martes, un día después de otra cumbre con el tema parecido organizada por la ONU.

Además, el miércoles, el Consejo de Seguridad, el órgano de decisiones más importante de la ONU, celebrará una sesión para analizar el conflicto armado de Siria, a la que se espera asistan algunos de los jefes de Estado presentes en Nueva York.

Al día siguiente, el consejo celebrará otra reunión, en esta ocasión para analizar las amenazas a la seguridad aérea de los grupos terroristas e intentar acercar posiciones entre los países miembros de Naciones Unidas.

Todas las salas de la sede de la ONU fueron dispuestas para numerosas conferencias paralelas en las que se analizará una variedad de temas, que incluyen las finanzas en el mundo islámico, las reservas pesqueras o la resistencia ante los antibióticos.

El debate general de este año estará encabezado por el presidente de la Asamblea General para este período de sesiones, el fiyiano Peter Thomson, que representó a su país ante Naciones Unidas desde 2010.