26 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 9 de octubre de 2016, 21:43

La salud del rey de Tailandia es inestable tras tratamiento de hemodiálisis

Bangkok, 10 oct (EFE).- El rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej, que con 88 años el jefe de Estado más longevo, se encuentra en un estado de salud inestable tras ser sometido a un tratamiento de hemodiálisis, informó la Casa Real.

En un comunicado emitido anoche, el equipo médico que le atiende indicó que el monarca fue sometido a la hemodiálisis el sábado para drenar líquido cefalorraquídeo de su cerebro y que durante el tratamiento se le detectó caídas puntuales de presión sanguínea.

El domingo, tras detectarle una aceleración del pulso y caída de la presión se le realizaron varias pruebas que revelaron un aumento de la acidez en la sangre y un "descenso acusado" de la sangre que entraba en la parte inferior izquierda del corazón, añadió la nota.

La medicación que se administró al rey permitió le permitió desacelerar el pulso y mejorar su presión, indicaron los médicos.

"Con su salud permaneciendo inestable, el rey se encuentra bajo atenta observación por parte de los doctores, que aconsejaron al rey suspender sus funciones reales", concluyó el comunicado.

El rey Bhumibol permanece ingresado en el Hospital Siriraj de Bangkok de manera casi ininterrumpida desde hace más de un año por su precario estado de salud y desde entonces la Casa Real ha emitido 37 comunicados sobre el desarrollo de su hospitalización.

La última aparición pública del monarca fue el pasado 11 de enero, cuando realizó durante algunas horas una visita al palacio real de Chitralada.

El estado de salud de Bhumibol es un asunto tabú en el país debido a la ley de lesa majestad, que blinda a la Casa Real contra todo tipo de acusaciones y comentarios.

Bhumibol, en el trono desde 1946, es el único rey que ha conocido la mayoría de los tailandeses, que lo tiene como un ser casi divino, símbolo unidad y guía de la nación.