5 de diciembre
Lunes
Despejado
22°
33°
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 15 de julio de 2016, 03:00

La Ruta BBVA se despide de América con las dudas sobre si será la última vez

Cancún (México), 15 jul (EFE).- La Ruta BBVA parte hoy rumbo a España desde el balneario mexicano de Cancún tras completar el periplo americano de esta edición 2016, con las dudas sobre su futuro más inmediato y sobre si esta será la última vez que emprende este tradicional camino transoceánico.

El anuncio de la finalización del contrato de patrocinio de este proyecto académico-cultural, hecho por la entidad bancaria días antes del inicio de esta 31ª edición, abre un abanico de incógnitas sobre la continuidad de este programa, creado en 1979 por el periodista español Miguel de la Quadra-Salcedo.

"La cuestión es muy complicada. Miguel confirió un estilo de funcionamiento, puso su personalidad al servicio del programa y esa personalidad no es reemplazable. Un nuevo programa necesitaría un nuevo diseño para que un nuevo patrocinador lo aceptara", dijo Andrés Ciudad, subdirector de la Ruta BBVA, durante un encuentro con los periodistas que acompañan a la expedición.

El 31 de diciembre es el día que se extinguirá la relación contractual entre la entidad bancaria y la otrora Ruta Quetzal o Aventura '92. No obstante, los afectados pretenden reunirse en septiembre para clarificar sus posiciones.

Según Íñigo de la Quadra-Salcedo, uno de los hijos del "alma mater" del proyecto y responsable de las redes sociales en la Ruta BBVA, tras el verano comenzará la búsqueda de financiación para el proyecto.

"Que un señor nos de un millón y medio de euros -patrocinio anual de la entidad bancaria- ahora mismo es muy difícil. Es más fácil que diez señores nos den 100.000", agregó De la Quadra-Salcedo, quien insistió a los medios en que no tiene "intención alguna" de dejar que la obra iniciada por su padre en 1979 "se termine en 2016".

El Grupo BBVA (primero como Argentaria) patrocinaba la Ruta desde 1993 -cuando cambió su nombre de Aventura '92 por Ruta Quetzal-, por lo que esta era la vigésima cuarta edición con su nombre ligado a este proyecto académico-cultural. El pasado 22 de junio, a solo seis días para el inicio de la Ruta 2016, hizo pública su ruptura.

La marca Ruta Quetzal y todos los contenidos gráficos generados durante estos años pertenecen a la entidad bancaria, que, según expresó Ciudad, no opondrá problemas a "una cesión" si hay "un proyecto solvente detrás".

A nadie se le escapa que la ausencia de Miguel de la Quadra-Salcedo, fallecido el pasado 20 de mayo, se convierte en un serio problema a la hora de promocionar este proyecto y seguramente sea uno de los puntos más importantes a la hora de valorar cómo seguir adelante.

"Miguel es la única persona que hacía que el programa fuera único. Conseguía lo que quería y siempre eran buenas ideas. Eso ya no lo tenemos. Haremos, o al menos lo intentaré, lo que esté en mi mano para acercarme a la línea que tenía mi padre, que es inabarcable e inimitable, pero ahí estará", agregó.

Para Ciudad el principal debate no pasaría tanto por el liderazgo como por saber "si el programa realmente es suficientemente bueno" para atraer por sí solo, puesto que "hasta que no esté resuelto eso el ir a buscar un patrocinador lleva a la melancolía".

A la espera de lo que pueda suceder a partir de septiembre, la actual expedición se despidió hoy de México antes de continuar su periplo por tierras españolas.

En su última jornada en la península de Yucatán, los ruteros visitaron la zona arqueológica de Tulum, que en su tiempo fue uno de los puertos comerciales más importantes de la península yucateca.

Los jóvenes disfrutaron de las impresionantes vistas de esta ciudad, construida en lo alto de un acantilado sobre el mar Caribe, y después se zambulleron en sus aguas turquesa lejos de cualquier preocupación sobre lo que ocurrirá al término de su viaje.

La otrora Ruta Quetzal nació en 1979 de la mano de Miguel de la Quadra-Salcedo, a propuesta del entonces rey Juan Carlos I, con la idea de acercar a los jóvenes de ambas orillas del océano Atlántico y de crear una especie de Comunidad Iberoamericana de la Juventud.

El periodista y aventurero siempre reconoció que se inspiró en un crucero educativo, una suerte de aula flotante, realizado en 1933 por el mar Mediterráneo bajo el auspicio de la Institución Libre de Enseñanza (ILE).

Bajo el lema "Aventura en las selvas mayas de Yucatán", 180 expedicionarios de 17 países iberoamericanos han recorrido esa península mexicana, en su periplo americano, y harán lo propio con Madrid y varias localidades de Extremadura y Andalucía, en España, hasta el 28 de julio.

La incógnita sobre su futuro se mantendrá algún tiempo más.

Concepción M. Moreno