22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 31 de marzo de 2017, 01:00

La región denuncia que se rompió el orden constitucional

Estados Unidos, la Unión Europea, el secretario general de la OEA y varios países latinoamericanos condenaron este jueves la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela de asumir las funciones parlamentarias, al considerar que constituye un duro golpe a la democracia.

Estados Unidos consideró como una ruptura de las normas democráticas y un grave retroceso para la democracia.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, lo calificó como los últimos golpes con que el régimen subvierte el orden constitucional del país y termina con la democracia, y agregó que se ha producido un “autogolpe de Estado”.

El Gobierno brasileño, a través de un comunicado de su Cancillería, sostuvo que es una clara ruptura del orden constitucional.

El presidente argentino, Mauricio Macri, “hizo un llamamiento a recomponer el orden democrático y pidió por la liberación de los presos políticos”.

México señaló que la decisión del TSJ “atenta contra los principios y valores esenciales de la democracia representativa y la separación de poderes.

Perú condenó la ruptura y retiró definitivamente a su canciller.

Colombia afirmó que lo único que hizo el TSJ fue profundizar la crisis.