18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Lunes
Despejado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 9 de mayo de 2017, 19:42

La reforma de las jubilaciones avanza al pleno de la Cámara Baja en Brasil

Brasilia, 9 may (EFE).- Una comisión especial de la Cámara Baja de Brasil terminó de aprobar hoy el texto de una polémica reforma del sistema de jubilaciones propuesta por el Gobierno de Michel Temer, que ahora será debatida por el pleno de ese órgano legislativo brasileño.

La base política de Temer impuso su mayoría y la reforma pasó el examen en la comisión con 23 votos a favor y 14 en contra, pese al firme rechazo de la mayoría de los sindicatos del país, que hasta llegaron a realizar una huelga general el pasado 28 de abril en protesta contra esa iniciativa.

La votación comenzó la semana pasada pero no concluyó, ya que cuando se debatían unas últimas enmiendas la sala de la comisión fue ocupada por un grupo de guardias penitenciarios que exigían que su gremio fuera excluido de la reforma, lo cual fue negado.

Para evitar que se repitieran esos incidentes, el Congreso adoptó hoy unas medidas de seguridad extraordinarias, que incluyeron desde un refuerzo policial hasta la colocación de rejas metálicas en torno al palacio legislativo, que contuvieron a unos pocos manifestantes.

El texto básico del proyecto, que establece como edad mínima para la jubilación los 62 años para mujeres y los 65 para hombres, así como un mínimo de 25 años de contribuciones, había sido aprobado la semana pasada, pero restaba decidir sobre una serie de enmiendas presentadas por la oposición.

Una a una esas enmiendas fueron rechazadas hoy, con lo que la propuesta del Gobierno quedó aprobada en la comisión, que ahora la remitirá para debate al pleno de la Cámara de Diputados.

En esa instancia, el texto será sometido a dos votaciones, en las que será aprobado si en ambos casos obtiene el apoyo de tres quintos (308 votos de los 513 diputados), en cuyo caso sería enviado para dos últimos debates en el Senado.

Según las leyes actuales, en Brasil las mujeres pueden jubilarse con 30 años de cotización y los hombres con 35 y no existe para ello ningún límite de edad, con lo que hay quienes llegan a acogerse al sistema de protección social con apenas 50 años.

El Gobierno sostiene que la reforma es "impostergable" a fin de impedir una "quiebra" del deficitario sistema de jubilaciones, la cual considera que será "inevitable" con el actual régimen.

Temer ha asumido la voz cantante en el debate y defendido en todos los foros posibles esa propuesta, que forma parte de un severo paquete de reformas estructurales con las que aspira a devolverle el equilibrio a la economía del país, sumida en una profunda recesión desde 2015.

Este lunes, en un evento del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE, estatal), el gobernante subrayó que, según los datos "confiables" y "no falseados" de ese organismo, "la población brasileña está viviendo más".

Según el mandatario, "por eso mismo la reforma del sistema de jubilaciones es impostergable", pues es el "único camino" para "salvar" un sistema altamente deficitario.

Temer reiteró que esa y otras reformas propuestas por el Gobierno en relación a las leyes laborales permitirán que el país "vuelva a tener" una economía con "crecimiento" y "generadora de empleos", con lo cual se reducirá una tasa de paro que hoy llega al 13,7 %.

El gobernante volvió a discutir hoy el trámite parlamentario de esas reformas con algunos senadores de su base política, a los que instó a aprobar esas propuestas con la "mayor celeridad", a fin de generar "confianza" en el sector privado, que desde años exige flexibilizar las leyes laborales.