21 de enero
Domingo
Poco nublado con tormentas
24°
35°
Lunes
Muy nublado
24°
35°
Martes
Muy nublado
24°
34°
Miércoles
Muy nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 22 de diciembre de 2016, 23:00

La "Rasputina" surcoreana será interrogada en la cárcel por parlamentarios

Seúl, 23 dic (EFE).- Un comité de investigación del Parlamento de Corea del Sur interrogará en la cárcel a Choi Soon-sil, conocida como la "Rasputina" surcoreana, por su rol en el escándalo de corrupción que ha sacudido al país, después de que la mujer declinara responder sus preguntas.

El comité informó hoy de que interrogará en prisión no solo a Choi, si no también a otras figuras clave que por el momento se han negado a declarar con motivo del mayor caso de corrupción en la historia reciente de Corea del Sur.

El caso ha llevado al Parlamento a aprobar la destitución de la presidenta del país, Park Geun-hye, y el Tribunal Constitucional tiene de aquí a mayo de 2017 para hacerla o no efectiva.

Choi, de 60 años y amiga íntima de Park, está acusada de, entre otros cargos, intervenir en asuntos de Estado a pesar de no ostentar cargo público alguno y de extorsionar a grandes empresas para obtener dinero que se habría apropiado parcialmente.

El comité establecido por la Asamblea Nacional (Parlamento) interrogará de manera presencial a Choi el próximo lunes a las 10.00 hora local (1.00 GMT) en el centro penitenciario de Seúl en el que se encuentra recluida desde octubre.

Ese mismo día también hará lo mismo con otras figuras clave en la trama como el exsecretario presidencial de coordinación política, Ahn Jong-beom, y el exsecretario de agenda privada de la presidencia, Jeong Ho-seong, que se hayan detenidos en otra prisión.

Hasta el momento los tres se han negado a declarar ante la Cámara aduciendo razones de salud o argumentando que las conclusiones de la investigación llevada a cabo por la Fiscalía surcoreana aún no son firmes.

En todo caso, la mayoría de analistas considera que es muy improbable que los tres acepten responder a las preguntas de los parlamentarios que visitarán sus celdas el lunes.