30 de septiembre
Viernes
Tormentas
16°
25°
Sábado
Mayormente nublado
18°
31°
Domingo
Poco nublado con tormentas
18°
30°
Lunes
Chubascos
17°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 9 de septiembre de 2016, 11:12

La princesa Charlene apoya la petición de que los niños aprendan primeros auxilios en la escuela

Ginebra, 9 sep (EFE).- La princesa Charlene de Mónaco se unió hoy a un llamamiento internacional para que los niños aprendan primeros auxilios en la escuela.

La Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Rosa (FICR), que reúne a 190 sociedades nacionales de socorro en igual número de países, ha pedido a los Gobiernos que incorporen esa enseñanza en los currículos, con ocasión del Día Mundial de Primeros Auxilios.

"Los niños son particularmente susceptibles de sufrir accidentes y darles estos conocimientos no sólo salvará vidas, sino que los preparará para ser ciudadanos activos y responsables en sus comunidades", comentó la Princesa Charlene en una rueda de prensa para presentar esta iniciativa junto al presidente de la FICR, Elhadj As Sy.

Se estima que un millón de niños mueren cada año de heridas que pueden ser tratadas y que millones más son hospitalizados por accidentes de tráfico, caídas, quemaduras o ahogamientos.

Con su experiencia de excampeona de natación, la princesa de Mónaco enfatizó la importancia de la prevención de los ahogamientos, objetivo de una fundación que creó en 2012 y que el año pasado contribuyó a la financiación de proyectos de salud y deporte en 27 países.

En ese sentido, abogó por que los niños sepan nadar desde la más temprana edad, así como que cuenten con conocimientos de primeros auxilios para actuar frente a accidentes en el agua.

Unas 370.000 personas mueren ahogadas cada año en el mundo.

"Entrenar a los niños en primeros auxilios es crucial para cambiar esos datos", comentó la princesa.

Las sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja ofrecen cursos de primeros auxilios a quince millones de personas cada año, incluidos niños, en más de un centenar de países.

Según la FICR, 46 millones de personas reciben esos auxilios anualmente por parte de los voluntarios de las entidades nacionales de socorro.