6 de diciembre
Martes
Tormentas
22°
29°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 28 de noviembre de 2016, 04:08

La presidenta surcoreana se niega a ser interrogada por el caso de la "Rasputina"

Seúl, 28 nov (EFE).- La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, anunció hoy que no declarará ante los fiscales por el caso de corrupción y tráfico de influencias en torno a ella y su amiga Choi Soon-sil, conocida como la "Rasputina coreana".

La presidenta "tiene una agenda complicada, ya que ha de preparar medidas para hacer frente a esta situación urgente", dijo su abogado, Yoo Yeong-ha, en un mensaje a medios y organismos oficiales al que ha tenido acceso Efe.

La Fiscalía, que considera a la jefa de Estado "cómplice" en el mayor escándalo político de los últimos años en el país, la había citado para declarar hasta el martes como muy tarde.

En el mensaje, el abogado justificó que Park se encuentra muy ocupada, ya que "tiene que nombrar para mañana como muy tarde" a uno de los tres miembros del comité independiente de investigación puesto en marcha por el Parlamento para investigar el caso en paralelo a la justicia ordinaria.

Se esperaba que la presidenta -que goza de inmunidad- declinara comparecer ante los fiscales, ya que tras ser señalada hace una semana como cómplice del caso su abogado puso en duda la imparcialidad de la Fiscalía y aseguró que la investigación por la vía ordinaria estaba basada en "conjeturas sin base real".

La Fiscalía considera a Park cómplice de su amiga Choi, la "Rasputina coreana" que presuntamente intervino en asuntos de Estado a pesar de no ostentar cargo público y que extorsionó a empresas para obtener cuantiosas sumas de dinero que se habría apropiado parcialmente, entre otros actos irregulares.

Al margen de los dos procesos de investigación, los partidos de la oposición presentarán en los primeros días de diciembre una moción para tratar de destituir a la presidenta, cuya tasa de popularidad es de apenas el 4 por ciento, la menor de un líder en la historia del país.

El pasado sábado, casi dos millones de surcoreanos -según datos de los convocantes- se manifestaron en Seúl y otras ciudades del país para pedir la dimisión de Park, en la que ha sido la quinta protesta masiva hasta el momento.