2 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 28 de julio de 2016, 14:50

La Policía chilena dispersa a estudiantes que protestaban contra la reforma educativa

Santiago de Chile, 28 jul (EFE).- La Policía chilena dispersó hoy a los estudiantes de educación secundaria concentrados en el centro de Santiago para mostrar su rechazo a la reforma educativa que está llevando a cabo el Gobierno de Michelle Bachelet.

"Tenemos una reforma hecha por políticos incompetentes, políticos corruptos que lo único que han hecho es llenar sus bolsillos y su billetera, (...) las reformas no cambian la estructura económica ni las lógicas de mercado dentro de la educación", afirmó Diego Arraño, portavoz de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), que convocó la protesta.

Los jóvenes se reunieron este jueves en la céntrica Plaza Italia a pesar de no contar con la autorización de la Intendencia Metropolitana.

"Hoy marchamos con o sin permiso", expresaron desde la ACES después de que el miércoles, otras organizaciones estudiantiles que participaban en la convocatoria resolvieron aplazarla para el 4 de agosto próximo.

Las movilizaciones a favor de una educación gratuita se iniciaron hace casi una década y según Arraño no van a finalizar hasta que no se definan las bases de "una nueva educación pública".

La manifestación culminó con incidentes con las fuerzas de seguridad y también con algunos detenidos.

La gratuidad en la educación superior universitaria fue una de las principales demandas de los estudiantes que desde 2011 se lanzaron a las calles para reclamar su derecho a estudiar sin estar condicionados por su capacidad económica.

La iniciativa fue incluida en el programa electoral del segundo mandato de Bachelet que estableció que el 70 % de los estudiantes más pobres podrían acceder de forma gratuita a la universidad, sin embargo, tras la brusca desaceleración económica que golpeó al país en 2015, el Gobierno recortó la cuota de forma considerable.

En los últimos meses las constantes manifestaciones se sumaron a las ocupaciones de colegios y sedes universitarias, algunas de las cuales se iniciaron en abril y mantuvieron cerradas las puertas de los centros docentes durante tres meses.