3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
miércoles 29 de junio de 2016, 01:00

“La policía apagó la música y echó a todos de la fiesta”

Por Édgar Medina

SAN ALBERTO

Los agentes de la División de Investigación de Delitos del Alto Paraná, con base en San Alberto, estuvieron ingiriendo bebidas alcohólicas desde temprano en la fiesta de San Juan organizada por la Asociación de Agricultores del Alto Paraná con sede en Minga Porã, de acuerdo al relato del dirigente Miguel Miranda.

Luego, efectuaron disparos intimidatorios al intervenir en una pelea entre jóvenes, para posteriormente apagar el equipo de música y echar a todos por no saber farrear, según Miranda. Este salió al paso de la versión del jefe de Policía, comisario principal Darío Fermín Aguayo, quien sostuvo que los agentes intentaron capturar a un peligroso asaltante que supuestamente estaba en la fiesta.

el hecho. El incidente se registró cerca de la medianoche del sábado en la localidad de Limoy y actualmente es objeto de una investigación fiscal a cargo de Mónica Larrosa, agente de Minga Porã y un pedido de sumario ante Justicia Policial, por parte de la jefatura de Policía del Alto Paraná.

"Da para entender que estaban borrachos, pero nosotros no hacemos alcotest, tenían cerveza Corona, nosotros no vendemos eso acá, y whyski metieron. Se presentaron en la entrada alrededor de las 20.00 afirmando que son de la Policía de Investigación de Delitos porque ningún vehículo ingresó al recinto", afirmó Miguel Miranda.

El incidente ocurrió alrededor de las 23.00, en el momento en que los participantes de la fiesta de San Juan bailaban dentro del salón.

Afuera, un grupo de jóvenes se trenzaron en una gresca, lo que originó la intervención de los agentes policiales, que fueron a su vehículo y bajaron sus fusiles ametralladoras y pistolas, con los que efectuaron disparos al aire y por el piso, de acuerdo al relato del entrevistado.

"Uno fue a desenchufar el equipo de sonido y efectuó un disparo dentro de salón y le dijo a la gente 'ndapefarrea kua'ai sigapy', y a punta de metralleta sacó a la gente", relató Miranda. Este dijo que tuvo que pedirle a la gente que deje salir a los policías, porque temían que haya un baño de sangre en el lugar, ya que los policías estaban armados y los jóvenes no portan armas de fuego, pero les rodearon a los agentes.

"Incluso queremos entender como una persecución a la organización. Nosotros no tenemos nada para esconder acá. No esperábamos eso, porque como cualquier civil estaban tomando y farreando", acotó el dirigente social.