17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
18°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 29 de abril de 2017, 10:37

La película "Carpinteros" se enfrenta al público dominicano tras éxito internacional

Santo Domingo, 29 abr (EFE).- A pocos días de estrenar "Carpinteros" en su natal República Dominicana, el director José María Cabral prefiere no crearse expectativas sobre la acogida que tendrá la cinta, que refleja la vida en las cárceles del país y que ha ganado cuatro premios en festivales internacionales.

El próximo 4 de mayo, la película se enfrentará a la reacción del público dominicano y como su éxito "ha sido una sorpresa y las cosas han fluido, no tengo una expectativa, va a ser un ejercicio muy interesante ver lo que pasa aquí" al estrenar en casa una historia como esta, dijo Cabral en declaraciones a Efe.

Aunque el joven director "sabía que tenía una historia especial", no esperaba que la cinta alcanzara semejante triunfo, obteniendo tres galardones en el Festival Internacional de cine de Guadalajara (Especial del Jurado, al mejor actor para Jean Jean y el premio del Festival), así como el premio al mejor director en el Festival de Cine Latino de Nueva York.

"Carpinteros" también se proyectó en el Miami Filme Festival y en el Festival Internacional de Cine de Panamá, además de ser el primer filme de producción dominicana que se presenta en el Festival de Sundance, Utah (ambos en Estados Unidos).

Cabral estuvo trabajando nueve meses en tres cárceles dominicanas, Najayo hombres, Najayo Mujeres y La Victoria, para "parir" esta historia sobre el "carpinteo", un lenguaje de señas propio de las prisiones que da la oportunidad a los protagonistas, Julián (Jean Jean) y Yanelly (Judith Rodríguez) de vivir un romance en un entorno tan hostil como el carcelario.

La idea de contar esta historia surge por el contraste, explicó el director. De camino a la cárcel, por su cabeza pasaban ideas de peligro, de violencia, de estar cerca de criminales. Pero, una vez allí, "me topé con un lenguaje inventado por ellos que se utiliza casi exclusivamente para enamorar".

"Encontrarme con esa idea de que en los sitios más oscuros existe la necesidad de sentir amor" fue la motivación para crear "Carpinteros", una producción donde parte de los actores son los propios internos de las prisiones, con quienes fue imprescindible establecer vínculos, dijo.

Crear relaciones con la autoridad y con los reclusos "era algo fundamental para el desarrollo narrativo de la historia. Necesitábamos llegar a la verdad a través de ellos, que me la contaran o que me la enseñaran, y para eso tenía que haber confianza", apuntó Cabral.

En esos nueve meses de relación permanente con los presos "pude vivir en carne propia lo complejo que es el ser humano, nada define a una persona. La cárcel es una representación de lo que hay afuera", algo que se aprecia especialmente en una prisión como La Victoria, que es como una ciudad.

"Ahí hay poder, dinero, sexo, droga, amor, bondad, pobreza, privilegios, no cambia mucho lo que hay dentro con respecto a lo que hay en el exterior" y eso ha calado profundamente en Cabral.

Según el director, "cuando estás haciendo algo y encuentras tantos obstáculos, tienes que dedicarle tanto tiempo, buscarle la parte sensible, sabes que estás haciendo algo especial, lo que no sabes es para quién, ni para dónde".

"El hecho de que ganamos premios, que la llevamos a distintos países, que se proyecte con subtítulos en tantos idiomas y conecte con tantas personas te hace sentir muy bien, sientes que todo ese esfuerzo ha merecido la pena", confesó el director.

El cambio de registro con respecto a su anterior película, la comedia de acción "Detective Willy", es absolutamente radical.

"Con ese trabajo se trataba de conformar mi compañía, haciendo una película taquillera. Esto no significa que no la quiera, la quiero muchísimo y me encanta, pero tenía otro propósito, quería llegar a las masas" y aunque, por supuesto, quiere que la gente vaya a ver la película, disfrute y la recomiende, ese no era el objetivo final de esta nueva cinta.

"Carpinteros" es un trabajo más personal, "con el que quise encontrar algún tema que me gustara y, simplemente, me dejé llevar por lo que necesitaba la historia. Ojalá eso le guste a la gente".

Pero, además, hay una diferencia fundamental que aporta la experiencia, y es que "ahora tengo más control, mayor capacidad de decisión, y siempre que pueda hacer eso voy a contar este tipo de historia", afirmó.

Aún en plena vorágine por el estreno del próximo jueves, Cabral ya está escribiendo un nuevo proyecto y tiene otro en mente, porque "la calma" le "da ansiedad", dijo, así que el próximo año tendremos una nueva propuesta de este joven y prometedor cineasta dominicano.

María Montecelos