23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
32°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 27 de abril de 2017, 05:04

La OTAN advierte a Turquía de que debe respetar el Estado de Derecho

La Valeta, 27 abr (EFE).- El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, hizo hoy hincapié en que Turquía debe respetar el Estado de derecho en lo que se refiere a su lucha contra el terrorismo y tras el golpe de Estado fallido de julio pasado.

"Turquía ha sufrido muchos ataques terroristas, ningún otro aliado ha sufrido tantos. También un golpe de Estado fallido en julio del año pasado. Por supuesto Turquía tiene derecho a protegerse y enjuiciar a los que estuvieron detrás de ese golpe fallido", indicó hoy Stoltenberg a su llegada a una reunión informal de ministros de Defensa de la UE.

"Pero eso tiene que suceder sobre la base del Estado de derecho, el total respeto al Estado de derecho. Concedo gran importancia a esos valores y es un asunto que hemos discutido con las autoridades turcas", señaló.

Stoltenberg recordó que Turquía es un "aliado clave por muchas razones", pero especialmente por su situación geográfica "estratégica", ya que tiene frontera con Irak y Siria, origen de inestabilidad en el sur, pero también con Rusia en el mar Negro.

El político noruego dijo estar deseoso de reunirse con todos los líderes de la OTAN en Bruselas para la cumbre de la Alianza el 25 de mayo, a la que acudirá por primera vez el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el nuevo mandatario francés que sea elegido, pero también el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

"Todos se reunirán y discutiremos nuestros desafíos comunes", concluyó.

Stoltenberg afirmó que la OTAN es "la alianza más exitosa de la historia" porque, a pesar de la diversidad de sus 28 miembros, se basa en el "todos para uno y uno para todos".

El Gobierno turco anunció este miércoles la suspensión de sus funciones de 9.103 agentes de policía por supuestos vínculos con la red del clérigo islamista Fethullah Gülen, a quien Ankara acusa de organizar la intentona golpista del pasado julio.

Esta nueva purga masiva de funcionarios llega cuando horas antes fueron detenidas al menos 1.120 personas -en su mayoría policías y otros agentes de las fuerzas de seguridad- por presuntos vínculos con la red gülenista.

Si bien Gülen ha negado toda implicación en el golpe, la Policía turca ha detenido a más de 110.000 personas por gülenismo tras la asonada.

Además, el Gobierno turco ha suspendido mediante decreto a unos 140.000 empleados públicos por presuntos vínculos con la organización islamista.