23 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
domingo 19 de marzo de 2017, 01:00

La orquesta quedó sin local y fueron a “un basural”

El músico Florentín Giménez, que días atrás cumplió 92 años, fue el segundo director titular de la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Asunción (OSCA).

Tras su paso por la célebre Banda de Músicos de la Policía de la Capital, se formó en Buenos Aires en composición, orquestación y dirección orquestal, y a su vuelta de Argentina, en 1970, fundó la Orquesta de Cámara de Radio Cáritas y luego ingresó a la OSCA como director adjunto.

Tras la muerte de Remberto Giménez (1997), el entonces director de la OSCA, Florentín asume como titular de la orquesta, tarea que asumió hasta 1990.

“En los 70, la OSCA tenía la sede de la Escuela Normal de Música, que funcionaba en la casa de Remberto Giménez. Tras su muerte, los dueños del local pidieron el pago de alquiler, pero la OSCA no pudo pagarlo y quedó sin local. Por ello pedimos ayuda al ingeniero (Guido René) Kunzle, el entonces intendente de Asunción”, recuerda Giménez.

Revela que fue así que en 1976 trasladaron la orquesta a un espacio del Teatro Municipal que no se usaba. “El espacio (en el teatro) era un basural. Lo limpiamos y luego conseguimos apoyo del Citibank para remozarlo. Además de conseguir un sueldo a los músicos, llevamos a la orquesta al interior para ofrecer conciertos”, cuenta.

Asimismo, el ex directivo revela que gracias a un apoyo de la Embajada de Japón, por valor de 500.000 dólares, consiguieron instrumentos nuevos, además de incorporar a más músicos. “Dos veces fuimos en avión hasta Pedro Juan Caballero, además de recorrer otras ciudades del interior dando conciertos”, menciona sobre la orquesta que, además, recibió a directores invitados de EEUU, Brasil, España, Perú, Argentina y otros países.