8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 28 de julio de 2016, 01:00

La oposición venezolana exigió en las calles fecha para el revocatorio

AFP

CARACAS-VENEZUELA

La oposición venezolana salió ayer a las calles para exigir al poder electoral que active el referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, cuyo gobierno busca anularlo como actor político para evitar que avance el proceso.

“Revocatorio ya”, corearon seguidores de la oposición que se reunieron en dos sectores del este de Caracas, sin poder marchar hacia la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), donde dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) pretendían entregar una carta con su petición. Barricadas y 200 policías civiles y militarizados bloquearon algunas vías e impidieron el avance de la manifestación, en la que participaron cerca de un millar de personas, sin que se registraran incidentes.

proceso parado. La MUD convocó la movilización para reclamar al CNE, al que acusa de servir al Gobierno, que fije la fecha de recolección de cuatro millones de firmas, necesarias para convocar el referendo. Pero el CNE ni siquiera anunció si se puede pasar a esa segunda etapa del largo proceso. El martes, la oposición quedó esperando que el órgano comicial le confirmara que reunió las 200.000 rúbricas, que son requisito inicial para activar el referendo y dar por cumplida la primera fase. El CNE anunció que el lunes analizará la validez de las firmas, sin aclarar si se pronunciará ese día sobre la activación de la consulta. Advirtió además que no permitirá presiones. “La gente no quiere violencia, pero si no hay solución puede pasar cualquier cosa. La paciencia del pueblo se agota”, declaró el líder opositor Henrique Capriles en la manifestación.

El tiempo vale oro. La tensión subió el martes cuando el chavismo pidió al CNE anular la inscripción de la MUD como partido político, alegando que cometió un “fraude gigantesco” en la recolección de las 200.000 firmas. “Como el Gobierno está desesperado, le teme a la consulta popular, utilizará todos los ardides. A nosotros no nos extraña nada de lo que hagan”, afirmó el jefe del Parlamento –de mayoría opositora–, Henry Ramos Allup. Para algunos analistas, la petición del chavismo es improcedente, pero reconocen que podría retrasar el proceso, ya de por sí con los tiempos muy ajustados para que el referendo sea este año.

La MUD busca que la consulta se haga antes del 10 de enero de 2017, pues si Maduro pierde en ese momento habrá elecciones. Pero si ocurre después de esa fecha, y es revocado, los dos años de mandato que le faltarían los completará su vicepresidente.

En esta fuerte pugna por el referendo y la crispación popular, los analistas estiman que la salida está en la presión y la negociación.