30 de marzo
Jueves
Mayormente despejado
21°
32°
Viernes
Mayormente nublado
21°
33°
Sábado
Mayormente nublado
19°
32°
Domingo
Mayormente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
lunes 13 de febrero de 2017, 02:00

La oposición responderá con fuerza ante intento de forzar la enmienda

Ante la amenaza de una marcha de los aliados cartistas, luguistas y llanistas en pro de la enmienda de la Constitución, la oposición también toma sus recaudos para enfrentar "el golpe a la Constitución".

La oposición se mantendrá expectante toda esta semana ante versiones del luguismo de que la ANR presentará el proyecto de enmienda de la Constitución para posibilitar la reelección presidencial.

El senador Carlos Amarilla confirmó que se tienen versiones de que el próximo miércoles se llevará el proyecto al Parlamento.

El viernes se viralizó en las redes sociales un audio del concejal departamental de Canindeyú, Reinaldo Barreto, que arengaba a sus correligionarios del sector del partido Tekojoja, instándoles a estar atentos para una movilización, esta semana, en Asunción. Habló de 30 mil manifestantes de su sector, que se sumarán a los colorados oficialistas y a los liberales que apoyan la enmienda.

Ante ello, Amarilla expresó sus dudas sobre el plan que tienen "los golpistas cartistas-luguistas-llanistas complotados", para lograr el tratamiento del proyecto.

Subrayó que en el caso de que se lleve adelante el plan oficialista, el sector que se opone a la enmienda se manifestará con fuerza.

"Es un mecanismo ya determinado y seguro", señaló al ser consultado sobre una marcha en contra de la enmienda constitucional.

Aseguró que es un derecho de la ciudadanía salir a defender la vigencia de la Constitución, aunque reconoció que es lógico que el otro sector también se movilice.

Puede rechazar. Amarilla recordó que el titular del Congreso, Roberto Acevedo, tiene la potestad de rechazar el proyecto porque ya se trató y rechazó uno similar el 25 de agosto de 2016 y no corresponde su tratamiento hasta el 26 de agosto de este año.

Indicó que allí comenzará todo un proceso de trabas parlamentarias porque el proyecto deberá recorrer varias comisiones para su posterior trato en el pleno del Senado.

Sobre la amenaza lanzada por los colorados en el sentido de que anularán la sesión en la que se rechazó el proyecto de enmienda, subrayó que es poco probable que recurran a esto.

"No descartamos que intenten atropellar, pero es muy difícil que consigan los números necesarios para ello", manifestó.

Agregó que, a nivel parlamentario, los senadores de su sector están preparados para la discusión que se generará en el supuesto caso de que se trate el proyecto en los próximos días.

También indicó que la posible judicialización del caso no haría más que dilatar el tratamiento del tema.