8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 29 de julio de 2016, 15:14

La oposición prevé 7 millones de apoyos en la nueva fase para el revocatorio de Maduro

Caracas, 29 jul (EFE).- El jefe de la bancada opositora del Parlamento venezolano, Julio Borges, aseguró hoy que la oposición conseguirá el apoyo de siete millones de venezolanos en la siguiente y definitiva fase del proceso que impulsa para convocar el referendo revocatorio del presidente Nicolás Maduro.

La plataforma opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) esperará hasta el próximo lunes para que el Consejo Nacional Electoral (CNE) convoque a la siguiente fase del proceso, que consiste en recoger una cantidad de firmas equivalente al 20 por ciento de los inscritos en el registro electoral, unos 4 millones de apoyos.

"Estoy seguro de que cuando tengamos la fecha de la búsqueda del 20 por ciento (...) no vamos a tener 4 millones de personas en la calle sino 5, 6 y hasta 7 millones de personas", dijo Borges durante una entrevista con el canal privado Globovisión.

El opositor, que lidera la mayoría que controla el parlamento, cree que esta cifra será "una verdadera demostración y un testimonio tan claro de cambio de la gente que va a ser de hecho el referendo revocatorio".

Por su parte, el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles calculó que 10 millones de personas votarán para revocar a Maduro en caso de que se produzca el referendo que, sostuvo, "dependerá del pueblo".

"Más de 10 millones de venezolanos van a votar para revocar a este Gobierno. Esos 10 millones de votos que tanto hablaban (en el chavismo) son los que van a revocar a los responsables del hambre y la inflación", expresó Capriles desde un acto político en el estado Anzoátegui (noreste).

La MUD ha presionado para que el referendo revocatorio se realice este año y ha acusado al órgano electoral de actuar como un "anexo" del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), organización que, en cambio, asegura que la consulta solo podría ya concretarse en 2017 cuando, de ganar la oposición, asumiría el poder el actual vicepresidente.