24 de marzo
Viernes
Poco nublado con tormentas
23°
32°
Sábado
Poco nublado con tormentas
23°
32°
Domingo
Tormentas
22°
28°
Lunes
Nublado
22°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
miércoles 15 de febrero de 2017, 02:00

La oposición advierte sobre posible quiebre institucional y está en vigilia

Senadores enfrentados a Cartes alegan que gracias a las "contundentes manifestaciones ciudadanas" en contra de la enmienda se logró disuadir ayer el plan cartista-luguista-llanista de tratar el proyecto.

Los senadores opositores y colorados disidentes reconocieron ayer que gracias a las manifestaciones ciudadanas en contra de la enmienda constitucional se logró disuadir el plan —que el oficialismo colorado, el luguismo y el llanismo debían ejecutar supuestamente ayer— de aprobar a tambor batiente en ambas Cámaras el proyecto que busca la reelección presidencial.

En la víspera se vivió otra jornada tensa y confusa con relación al largo debate sobre la enmienda y la reelección presidencial.

Los opositores y disidentes tenían la información de que el presidente Horacio Cartes y sus aliados en el Senado estaban operando para lograr ayer el tratamiento de la enmienda y de paso destituir al presidente del Congreso, el liberal Roberto Acevedo.

Por ese motivo, el senador Eduardo Petta llegó el lunes de noche hasta el Senado y ahí decidió pasar la noche, para evitar que el proyecto ingrese con alguna maniobra fuera de la ley. "No es algo descabellado", insistió ayer Petta.

En alerta. Los senadores que consideran inconstitucional incluir la figura de la reelección por la vía de la enmienda estuvieron en alerta permanente y desde tempranas horas de ayer ya estaban presentes en la sede del Congreso.

Luego de una larga reunión entre representantes de ese sector se emitió un comunicado en el que se reconoce a la ciudadanía por las manifestaciones "contundentes de rechazo", lo que permitió disuadir el plan que iban a ejecutar ayer los aliados pro enmienda.

"Reiteramos nuestro apoyo al presidente de la Cámara de Senadores, por su firmeza en la decisión de respetar y hacer respetar la Constitución, las leyes y el reglamento interno de la Cámara, dándole así plena validez jurídica a las resoluciones adoptadas por el cuerpo", refiere el comunicado.

Así también, los parlamentarios opositores advierten que "cualquier maquinación que se lleve adelante al margen de las normas constitucionales provocará el quiebre del estado de derecho con consecuencias impredecibles y funestas para la República".

¿Cómo empezó todo? Los senadores fueron alertados del supuesto plan del cartismo y sus aliados cuando el lunes de tarde Acevedo viajó a Pedro Juan Caballero y Petta a Hohenau. De esta manera, sin el presidente del Senado y sin el vicepresidente segundo (Petta), los cartistas y aliados iban a aprovechar para llamar a una sesión extraordinaria de la mano del vicepresidente segundo del Senado, el nicanorista Julio César Velázquez, para tratar la enmienda constitucional y destituir a Acevedo de la presidencia del Senado.

Sin embargo, el plan no se concretó y los opositores se mantienen vigilantes.