16 de agosto
Miércoles
Mayormente nublado
13°
27°
Jueves
Despejado
16°
27°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
28°
Sábado
Tormentas
16°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
domingo 2 de julio de 2017, 01:00

“La operación es segura, pero falta debate más amplio”

Alberto Acosta Garbarino, presidente del Banco Familiar, manifestó que el préstamo que hizo el IPS a la compañía Tigo es una operación segura, dado que la telefónica tiene una solidez financiera y además cuenta con el aval del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Afirmó que los fondos jubilatorios siempre tienen que ser colocados buscando la seguridad, rentabilidad y la diversificación.

“Tigo es una empresa de primer nivel en Paraguay y a nivel internacional. La colocación de ese dinero es muy segura y tiene el refuerzo adicional que es la garantía del BID. Es prácticamente una colocación 100% segura, desde el punto de vista financiero no se podría objetar al IPS la colocación, porque el deudor es de primer nivel y la garantía es de primerísimo nivel”, expresó el ejecutivo.

Sin embargo, mencionó que amerita un debate más amplio el rol de la entidad previsional, puesto que se debe analizar si se busca que el dinero de IPS sea la palanca de desarrollo del país o solamente se busque colocarlo en forma segura, para lo cual es más seguro incluso colocar los recursos en el exterior, en bonos del Tesoro estadounidense.

Es una colocación rentable, pero no cumple con el rol de desarrollo, porque está financiando a una empresa que no tiene problemas de financiamiento, que acciona en mercados internacionales, enfatizó Acosta Garbarino. No obstante, tampoco se le puede pedir al IPS que emprenda iniciativas de desarrollo y ponga en riesgo el dinero de los asegurados, aclaró.

“Hace falta una discusión, una visión más amplia. Es muy difícil poder colocar en Paraguay de forma más segura que prestarle a Tigo y con garantía del BID. Lo que sí, es un tema para debatir el rol que cumple el sistema previsional en el desarrollo del Paraguay. Ellos (IPS) manejan muchos recursos, pero tampoco queremos que se le exponga a riesgos al sistema previsional. Pero eso no tiene que decidir el IPS, sino la sociedad paraguaya. Requerimos una reforma en el sistema jubilatorio, una superintendencia, la unificación de las diferentes cajas. Hay un montón de sistemas, sin ninguna conexión entre sí”, concluyó.