6 de diciembre
Martes
Tormentas
22°
29°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 7 de octubre de 2016, 14:18

La ONU se enreda en la búsqueda de soluciones para parar la tragedia de Alepo

Naciones Unidas, 7 oct (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU quedó enredado hoy en la búsqueda de soluciones para parar el "baño de sangre" que sufre la ciudad siria de Alepo tras cerrar una reunión convocada exclusivamente para conocer ese tema.

La reunión, a puerta cerrada, se llevó a cabo en medio de señales alarmantes de Naciones Unidas sobre los riesgos que se corren por los ataques continuados que está sufriendo Alepo desde hace dos semanas y que han causado más de trescientos civiles muertos.

El enviado especial de la ONU a Siria, Staffan de Mistura, ofreció hoy un informe a los miembros del consejo y las iniciativas que presentó este jueves para intentar convencer a las partes sobre la necesidad de hacer callar las armas en las próximas horas.

Pero el consejo cerró su reunión sin definir los siguientes pasos, tanto sobre las iniciativas de De Mistura como por un proyecto de resolución para exigir un cese al fuego que vienen impulsado Francia y España desde hace una semana.

Ese proyecto de resolución pide un cese de hostilidades en Siria, "comenzando con Alepo", así como "poner fin a todos los vuelos militares sobre esa ciudad", lo que impediría los ataques de la aviación rusa y del régimen de Bachar al Asad.

También encarga al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que proponga un sistema de verificación de ese alto el fuego, y amenaza con acciones posteriores en caso de que alguna de las partes involucradas en el conflicto sirio no cumpla con esos compromisos.

Al final de la reunión, el embajador francés ante la ONU, François Delattre, anunció que pondría "en azul" este borrador, es decir, convertirlo en un documento oficial para que sea votado en el Consejo de Seguridad, previsiblemente este sábado.

"No se puede perder más tiempo", afirmó el embajador galo. El mensaje que hizo llegar al consejo De Mistura fue "que hay que adoptar acciones, y hay que actuar ya", insistió.

La ONU, añadió el diplomático, debe fijarse como "prioridad número uno parar los bombardeos aéreos" contra Alepo, del que organizaciones de derechos humanos responsabilizan a la aviación de Rusia y del régimen de Bachar al Asad.

Delattre insistió en que Alepo vive una "emergencia absoluta", sufre un "baño de sangre" y puede convertirse en una "bomba de tiempo".

Antes de entrar a la reunión, inclusive, equiparó la "tragedia humana" que vive esa ciudad siria con la de Guernica durante la Guerra Civil española.

Aunque el diplomático francés dijo que el proyecto de resolución tenía el apoyo de "prácticamente todos los miembros del consejo", el embajador ruso, Vitaly Churkin, se encargó que anticipar un futuro negro para la propuesta.

"No puedo ver cómo podemos permitir que esa resolución pase", afirmó Churkin, que señaló que algunos de sus elementos son "perjudiciales" y dijo que "sospechaba" que sólo se estaba impulsando para que "la vete Rusia".

Rusia, que preside este mes el Consejo de Seguridad, considera que hay "otras formas" para avanzar frente al conflicto de Siria, y mencionó la idea anunciada ayer por De Mistura para sacar de Alepo a combatientes del Frente Al Nusra, filial siria de Al Qaeda.

Sus propuestas, agregó Churkin, "tienen posibilidades de que sean implementadas".

Pero elevó el tono de sus comentarios al aludir a la intención del proyecto de resolución para exigir el final de los bombardeos aéreos contra Alepo, en los que participa también la aviación rusa.

"No se puede permitir a un miembro permanente (del consejo, y con derecho a veto) que limite sus actividades", afirmó el diplomático ruso.

"¿Supuestamente tengo que votar por una petición y los militares (de Rusia) tienen que cumplirla?", agregó Churkin.

Rusia viene insistiendo en que sus ataques buscan acabar con los reductos de grupos yihadistas que hay en Alepo, aunque, según la ONU, los más perjudicados son los habitantes de la ciudad.

De Mistura reconoce que hay yihadistas infiltrados entre los grupos rebeldes, y por eso está proponiendo sacar a los combatientes de Al Nusra, inclusive encabezando él mismo esa salida como "escudo humano", para terminar con la tragedia de Alepo.

Agustín de Gracia