22 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 13 de julio de 2016, 11:58

La ONU pide poner fin a la "devastadora violencia" en Sudán del Sur

Naciones Unidas, 13 jun (EFE).- La ONU hizo hoy un llamamiento para poner fin a la "devastadora violencia" en Sudán del Sur tras los enfrentamientos de los últimos días e insistió en la necesidad de imponer un embargo de armas a ese país.

El tema fue analizado en una reunión que sostuvo hoy el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y en la que presentó un informe el jefe del departamento de operaciones de paz de la ONU, Hervé Ladsous.

"El ciclo de la violencia devastadora sinfín debe tener un final", afirmó Ladsous en su intervención ante el consejo.

La violencia en Sudán del Sur y especialmente en su capital, Yuba, estalló el pasado 7 de julio y ha causado cerca de 300 muertos, incluidos dos "cascos azules".

Se trata de uno de los momentos más graves que vive ese país desde que se independizó de Sudán, el 9 de julio de 2011, y todavía persisten las graves diferencias que enfrentan al presidente Salva Kiir y al vicepresidente Riek Machar, que lideran facciones rivales.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió el pasado lunes que el Consejo de Seguridad de la ONU apruebe un embargo de armas a Sudán del Sur, y desde entonces viene insistiendo en ello, sin éxito todavía.

Hoy, Ladsous dijo que la amenaza de ese embargo de armas "ha hecho poco para detener" a las partes. Se requiere del consejo una "acción concertada y considerar "urgentemente" el embargo de armas a Sudán del Sur, insistió Ladsous.

Desde hace varios días se está respetando un alto el fuego, según la ONU, aunque persisten tiroteos esporádicos y Ladsous no descarta que pueda haber nuevos enfrentamientos, por la fragilidad de la situación.

El alto funcionario de la ONU se quejó de que las autoridades están limitando en acceso a los convoyes de la ONU para entregar ayuda humanitaria a las personas afectadas.

Según los datos de Naciones Unidas, la última ola de violencia ha desplazado de sus lugares de origen a 36.000 personas, de las cuales 7.000 se encuentran en bases de la misión de la ONU en Sudán del Sur, conocida por sus siglas de UNMISS.

Ladsous urgió a los países que tienen influencia en Sudán del Sur para que fuercen a Kiir y Machar con el fin de que haya un "inmediato cese de hostilidades" que se observe totalmente.

La Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD), una organización con fuerte peso entre los países de África oriental, ha pedido que se incremente el número de efectivos de la fuerza de paz de la Unión Africana en ese país.

Ladsous, además, dijo que la ONU está dispuesta para "redefinir" la propuesta con el fin de reforzar UNMISS, que actualmente está dotada de 13.490 efectivos militares y policiales, una de las mayores desplegadas por Naciones Unidas.