9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 11 de julio de 2016, 18:27

La ONU impulsa el liderazgo joven contra la violencia sexual y por la igualdad

Washington, 11 jul (EFE).- La ONU apuesta por el liderazgo de las jóvenes para combatir la violencia sexual y conseguir igualdad de acceso a las oportunidades entre mujeres y hombres, con lo que reúne desde hoy y hasta el miércoles a más de 300 de ellas en Washington.

Lo que comenzó como una campaña de la Fundación de las Naciones Unidas, "Girl's Up" (Arriba las chicas), se convirtió en una cumbre anual que hoy llega a su quinta edición con su celebración en Washington hasta el próximo miércoles.

Las protagonistas son las mujeres más jóvenes, por ser las más vulnerables y a la vez las que pueden asegurar el cambio a largo plazo.

Más de 200 niñas de entre 13 y 21 años acuden de 33 estados de EEUU y de 9 países para poner en común el trabajo diario que desempeñan en favor de la igualdad de género.

"Donde tú ves una chica yo veo el futuro", dijo la presidenta de la Fundación de la ONU, Kathy Calvin, a modo de introducción al encuentro, y agradeció a las asistentes por lo que van a hacer "en los próximos 20 años".

"Vamos a cambiar el mundo y lo vamos a hacer a través de las chicas. Son la generación del desarrollo sostenible" y "prioridad para la ONU", aseguró Calvin.

Con conferencias, charlas, talleres y clases prácticas, la cumbre se propone que las asistentes no solo adquieran la confianza de hacerse oír sino que también se formen en contenidos y formas de hacer política.

Todo ello para "construir un movimiento" en defensa de los derechos de las mujeres, explicó a Efe la directora de Girl's Up, Melissa H. Kilby, ya que a pesar de que hay equipos de trabajo internacionales que funcionan a diario, las relaciones personales estrechan los vínculos.

Así, en las charlas se pusieron en común historias como la de la activista Miamah Grace Kannah, de la organización Liberia Ayuda a su Gente a Destacar (HOPE, por su sigla en inglés) que ha convertido la lucha contra el llamado "sexo transaccional" en su principal cruzada.

En Liberia, muchas niñas que no tienen recursos para acceder a la educación, sanidad e incluso a una alimentación, se ven abocadas a "acostarse con un hombre a cambio de comida o dinero para pagarse la escuela", narró Kannah, de 18 años.

La educación sexual es una de las prioridades a tratar en la reunión, a la luz de datos publicados por la ONU con motivo del evento, como que la mitad de las agresiones sexuales del mundo son a niñas menores de 15 años.

La maternidad sigue siendo la principal causa de muerte entre las chicas de 15 a 19 años y el 75 % de las personas infectadas con el virus del VIH en edades entre 15 y 24 años son chicas.

Acabar con tabúes, como hablar sobre anticonceptivos y adelantar el momento en que se les facilita protección a las niñas es clave para la ONU, tanto para evitar la transmisión de enfermedades como para promover la planificación familiar, incluso en caso de matrimonios tempranos forzosos.

Una de cada siete chicas en países en vías de desarrollo se casa antes de los 15 años, lo que implica abandonar la educación, hacerse cargo del hogar y tener hijos.

En cambio, retrasar la edad de matrimonio va parejo a una mayor educación de la mujer, menor número de hijos y mejor salud de madre e hijos, según las estadísticas de la ONU.

Desde la India acudió la activista por la educación de las mujeres Abhilasha Damor, que tuvo que abandonar la escuela por necesidades económicas pero con el tiempo consiguió volver a estudiar por su cuenta y empezó a colaborar con el programa Acción para Chicas Adolescentes para convencer a las familias de la importancia de que las niñas vayan al colegio.

La "formación" es otro de los principales pilares de este encuentro, con talleres que "entrenan a las chicas para ser líderes políticas del mañana, "concienciando a otras chicas" sobre la importancia de defender sus derechos o enseñándoles a "lanzar programas de captación de fondos".

Por Irene Benedicto