11 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 29 de julio de 2016, 18:24

La ONU autoriza el envío de policías a Burundi para vigilar la seguridad del país

Naciones Unidas, 29 jul (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU autorizó hoy el envío de hasta 228 policías a Burundi para vigilar la seguridad en el país y las posibles violaciones de los derechos humanos.

Tras largas consideraciones, el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas adoptó hoy una resolución impulsada por Francia para responder a la crisis que se vive en la nación africana desde el pasado año.

El texto recibió 11 votos a favor y 4 abstenciones (China, Angola, Egipto y Venezuela).

La resolución establece la creación de una misión policial con un mandato inicial de un año y el objetivo de vigilar la situación de seguridad y asistir a los especialistas en derechos humanos de la ONU a investigar posibles abusos y violaciones.

Hasta ahora, el Gobierno de Burundi dijo que sólo aceptará la llegada de 50 policías desarmados, una postura que complica la adopción de la resolución y provoca la división en el Consejo de Seguridad, materializada en las abstenciones de hoy.

Varios países insistieron en que debería respetarse el deseo del Ejecutivo, mientras que otros consideraban la aprobación de la resolución como una forma de presionar a las autoridades -que deben dar su consentimiento para el despliegue de policías- para que acepten más apoyo y escrutinio internacional.

El embajador francés, François Delattre, defendió que la presencia de agentes de la ONU dará más seguridad a la población y ayudará a reducir tensiones y facilitar el diálogo.

Delattre recordó las tragedias vividas en el pasado por Burundi y subrayó que con la resolución de hoy el Consejo de Seguridad está asumiendo su responsabilidad "para evitar que la historia se repita".

Estados Unidos, por su parte, criticó que otros Estados miembros no hayan querido ir más lejos de la autorización de este pequeño componente policial pese al riesgo que viven muchos civiles en Burundi.

Los países que se abstuvieron en la votación de hoy lamentaron que el texto no haya incluido referencias específicas a la necesidad de consentimiento del Gobierno burundés para el despliegue de policías y consideraron que así se sienta un "precedente negativo".

En ese sentido, el embajador venezolano, Rafael Ramírez, apuntó que la fórmula supone una transgresión "de la soberanía del país" africano y criticó la "falta de flexibilidad" de algunos miembros para tratar de buscar un consenso.

Burundi vive una importante escalada de violencia desde que el año pasado el presidente del país, Pierre Nkurunziza, decidiera iniciar su tercer mandato consecutivo, en contra de la Constitución.

La situación ha hecho que unas 270.000 personas hayan huido del país, según datos de la ONU, mientras que otros 100.000 se han visto obligados a dejar sus hogares aunque no han cruzado las fronteras.