19 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 21 de marzo de 2017, 11:59

La ONU alerta de que la desigualdad y la discriminación amenazan el desarrollo global

Copenhague, 21 mar (EFE).- El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) alertó hoy en su informe anual de que la desigualdad y la discriminación amenazan el progreso global e instó a impulsar políticas a todos los niveles para cerrar esa brecha.

El estudio, presentado en Estocolmo, destaca los "impresionantes" avances logrados en los últimos 25 años, como que más de mil millones de personas han salido de la pobreza extrema, que 2.100 millones lograron acceso a saneamiento mejorado y que la tasa de mortalidad en niños menores de cinco años se ha reducido a la mitad.

Pero una de cada tres personas en todo el mundo sigue viviendo en bajos niveles de desarrollo, recuerda el PNUD, que subraya que la desigualdad también afecta a los países desarrollados, donde más de 300 millones de personas viven en situación de pobreza relativa.

"Desarrollo humano para todos", como se titula el informe, señala que un 1 % de la población mundial posee el 46 % de la riqueza e insiste en que la marginación afecta especialmente a ciertos grupos sociales, que sufren desventajas que a menudo se refuerzan entre sí, lo que aumenta la vulnerabilidad y amplía la brecha generacional.

Entre esos grupos sobresale el de las mujeres, cuyo Índice de Desarrollo Humano (IDH) -que combina ingresos, esperanza de vida y educación- es seis puntos menor que el de los hombres, son excluidas por su género de ciertos empleos en cien países y sufren prácticas peligrosas como la mutilación genital y el matrimonio forzoso.

Más de 370 millones de indígenas de 70 países son discriminados y excluidos del marco jurídico, el acceso a educación en su idioma y la tierra, y hay 65 millones de desplazados forzosos en el mundo.

La comunidad de lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) sufre también discriminación sistemática, resalta el estudio, que recuerda que en 73 países y cinco territorios los actos sexuales homosexuales son ilegales.

En la presentación del informe en Estocolmo junto al primer ministro sueco, Stefan Löfven, la administradora para el PNUD, Helen Clark, resaltó que superar la marginación es un desafío "posiblemente más difícil" que los avances en desarrollo en las últimas décadas, si bien añadió que "no es un sueño, es realizable".

El PNUD propone una serie de medidas políticas vinculadas a la Agenda de Desarrollo 2030 de la ONU, adoptada en 2015 por sus Estados miembros y que incluye 17 objetivos como erradicar la pobreza y el hambre, la educación y la sanidad universal y la protección de ecosistemas marinos y terrestres.

A nivel nacional el informe defiende iniciativas para movilizar recursos, como crear bancos de remesas en países con grandes flujos y facilitar su envío fácil, y apuesta por financiar la lucha contra el cambio climático, hacer un uso eficiente de los recursos y reducir subsidios que no beneficien a los más pobres, como las subvenciones a combustibles fósiles.

La lucha contra el cambio climático, un problema que afecta al desarrollo, puede canalizarse a través de regímenes de comercio de derechos de emisión o impuestos sobre el carbono, así como el aumento de la eficiencia energética y de las energías renovables.

La creación de comisiones nacionales de derechos humanos para grupos específicos, un marco jurídico para los LGBTI, cuotas para minorías étnicas, representación de indígenas en parlamentos y la aprobación de leyes de protección a los refugiados también ayudarían a reducir la marginación.

Entre las reformas institucionales de alcance mundial el PNUD propone regular las transacciones monetarias y flujos de capital, coordinando las políticas y reglamentaciones macroeconómicas, aplicar normas de comercio e inversión justas y asegurar mayor equidad y legitimidad en las instituciones multilaterales.

El PNUD difundió también la clasificación de países, 188 este año, según su índice de desarrollo humano, que encabeza Noruega y cierra la República Centroafricana.

Australia, Suiza, Alemania, Dinamarca, Singapur, Países Bajos, Irlanda, Islandia y Canadá, empatada con EEUU, completan los diez primeros lugares de una lista en la que Reino Unido ocupa el puesto 16, por delante de Japón (17), Francia (21), Italia (26), España (27), Chile (38), Argentina (45) y Rusia (49).

Los últimos diez países, todos africanos, son, empezando por el peor, República Centroafricana, Níger, Chad, Burkina Faso, Burundi, Guinea, Sudán del Sur, Mozambique, Sierra Leona y Eritrea.

Según el PNUD, Suiza, por delante de Dinamarca y Países Bajos, es el país con menor desigualdad de género y Yemen el de mayor.

Por Anxo Lamela