19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
14°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Parcialmente nublado
10°
22°
Martes
Despejado
17°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 5 de agosto de 2017, 01:00

La ola de calor Lucifer asola a Italia y a Europa del Este

Italia y los Balcanes fueron las zonas más afectadas, aunque áreas al norte como al sur de Polonia también se veían asoladas por temperaturas anormalmente altas. Publican alerta roja en 10 países.

REUTERS

BELGRADO - SERBIA

Franjas del sur y este de Europa sufrieron ayer temperaturas por encima de los 40 grados, en una ola de calor apodada Lucifer que avivó incendios forestales, generó alertas meteorológicas y dañó cosechas.

Italia y los Balcanes fueron las zonas más afectadas, aunque áreas tanto al norte como al sur de Polonia también se veían asoladas por temperaturas anormalmente altas, y la cadena meteorológica europea Meteoalarm publicó su mayor grado de alerta "roja" en 10 países.

Al menos dos personas murieron por el calor –una en Rumania y otra en Polonia– y muchas más fueron llevadas al hospital por insolación y otros males relacionados con el calor. En Albania, 300 bomberos y soldados se esforzaban por contener hasta 75 incendios forestales, y el país solicitó ayuda de emergencia a la Unión Europea. Los bomberos también estuvieron ocupados en Serbia, Bosnia, Macedonia y Croacia, y las autoridades aconsejaron a la gente que no saliese a la calle y que aumentase la ingesta de agua. Se espera que las temperaturas se mantengan en torno los 40 grados hasta empezada la semana que viene.

Los viticultores de Italia empezaron a recoger la cosecha de uva semanas antes de lo normal debido al calor extremo. Carlo Petrini, fundador del movimiento "Slow Food", escribió en el periódico La Stampa que, desde que se tiene constancia, la cosecha de uvas nunca había empezado antes del 15 de agosto. "La salud de las uvas se ve severamente amenazada por este clima", escribió Petrini, añadiendo que los viticultores corren el riesgo de encontrarse la fruta "cocida por el sol y el calor achicharrante".

Las autoridades italianas emitieron alertas por riesgo climático en 26 ciudades, incluyendo a las turísticas ciudades de Venecia y Roma, donde muchas de las fuentes han sido desconectadas debido a la larga sequía actual.

Para luchar contra una intensa ola de calor en el sureste de Francia, cientos de turistas se agolpan en las cuevas de la región, oasis naturales de frescura que registran un aumento significativo de las visitas.