La odisea de esperar un transporte público

La mayoría de las veces las unidades vienen abarrotadas y con personas colgando de sus estriberas. Foto: Andrés Catalán.