9 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 29 de julio de 2016, 04:58

La obra de Harry Potter, "un triunfo" para la crítica, se estrena en Londres

Londres, 29 jul (EFE).- "Oscura", "deslumbrante" y "un triunfo" es el dictámen de la crítica británica hacia la obra de teatro "Harry Potter and the Cursed Child" ("Harry Potter y el niño maldito"), que se estrena mañana en el West End londinense y que indaga en la condición de huérfano del mago creado por J.K. Rowling.

Rodeada de secretismo, el Teatro Palace representa esta pieza dirigida por el escocés John Tiffany y escrita por la propia autora británica, que ha cautivado a la propia Emma Watson y cuyas entradas están agotadas hasta mayo de 2017.

La obra, que se divide en dos partes de dos horas y media de duración cada una, se sitúa 19 años después del final de la última novela, "Harry Potter and the Deathly Hallows" ("Harry Potter y las reliquias de la muerte", 2007), y sigue los pasos del célebre mago -interpretado por Jamie Parker-, ahora con 40 años, trabajador del Ministerio de Magia y con tres hijos.

No obstante, el fervor que ha despertado la función es tal que los organizadores anunciaron que pondrán a la venta el 4 de agosto 250.000 entradas más, después de que el precio en reventa en sitios como Viagogo y Stubhub alcanzara hasta las 1.000 libras (1.191 euros.

"Para más del 50 % de los espectadores esta será la primera vez que acuden al teatro y más del 50 % de ellos son menores de 35 años, lo que supone una verdadera evolución para la industria", señaló la productora Sonia Friedman en una entrevista a "The Guardian".

Este diario británico coincide con el resto de la crítica en otorgarle cinco estrellas a la producción, que califica de "un espectáculo teatral emocionante" y "un triunfo" que provoca "gritos de sorpresa entre los espectadores" cada vez que se revelan nuevos datos del universo de Hogwarts.

"Es oscura, visualmente deslumbrante y tiene reminiscencias de 'Back of the Future'", subrayó el diario The Economist para referirse a los saltos temporales, que van desde la infancia del mago rival de Voldemort a los hechos que ocurrieron después del séptimo libro.

La productora de la obra, Sonia Friedman, explicó a "The Guardian" que la pieza se centra en un aspecto clave de Potter: "Lo primero que J.K. Rowling nos dijo fue 'Harry, el huérfano'. El punto de partida era cómo un hombre de 40 años, huérfano y un héroe para muchos podía ejercer como padre, cuando no tenía ninguna referencia al respecto y pasó por muchos abusos".

La escritora británica, que ha vendido cerca de 500 millones de ejemplares de la saga en todo el mundo, se propone superar esa cifra el domingo, cuando se publica en el Reino Unido el guión homónimo de la pieza teatral, en lo que supone el primer lanzamiento en nueve años de las nuevas aventuras del mago de Grifindor.

La producción del West End londinense ya ha tenido que soportar comentarios racistas de un sector del público, por el hecho de que Hermione Granger esté interpretada por Norma Dumezweni, una actriz negra natural de Suazilandia.

La que diera vida a la inteligente y dulce Hermione en la gran pantalla, la británica Emma Watson, dio sus bendiciones a Dumezweni y expresó hace tres semanas en las redes sociales la emoción que le recorrió el cuerpo tras ver la función.

"Fui sin ninguna espectación y descubrí que algunos aspectos de la pieza son incluso más bonitos que los libros. Tras verla, me sentí más conectada con Granger y eso es un regalo. Conocer a Norma fue como reunirme con mi 'yo' adulto y que me dijera que todo iba a salir bien fue emocionante y tranquilizador", escribió la intérprete.

Hasta Daniel Radcliffe, el británico que se convirtió en Harry Potter en los largometrajes de Hollywood, confesó sentirse "muy intrigado" por la obra, aunque todavía no ha tenido la oportunidad de pasarse por el Teatro Palace.

Durante las últimas seis semanas se han realizado ensayos de cara al público, en los que el equipo que forma "Harry Potter and the Cursed Child" obsequió a los espectadores con chapas con la inscripción #keepthesecret ("Guarda el secreto") para que permanezcan callados sobre el argumento.

Rubén Serrano