10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
lunes 27 de junio de 2016, 01:00

La normativa permitirá flexibilizar los préstamos de la AFD

Si bien la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) ofrece programas crediticios para la vivienda que son: Mi Casa, Mi primera Casa y Mi Primera Vivienda, todos ellos tienen como primer requisito tener un ingreso de 4 a 5 salarios mínimos para ser sujetos de crédito.

Con la Ley de Fomento a la Vivienda y Desarrollo Urbano, sancionada la semana pasada por la Cámara de Diputados, se podrá acceder a un crédito contando solo un ingreso familiar de 3 salarios mínimos (G. 5.472.165).

Los productos financieros Mi Casa y Mi primera Casa están orientados a personas con mayores ingresos que deben tener en promedio salarial o renta por encima de 5 salarios mínimos (G. 9.120.275) para poder acceder a créditos para la vivienda. Otro de los requisitos en estos productos es que solo se tiene en cuenta los ingresos de los cónyuges.

La Ley de Fomento a la Vivienda, sin embargo, posibilitará que al menos unas 30.000 familias con ingresos que van de 3 a 6 salarios mínimos que viven en unidades habitacionales de alquiler en Asunción puedan cumplir su sueño de tener una vivienda propia.

El presidente de la AFD, José Maciel, explicó que el programa Mi Primera Vivienda es el que “encaja prefectamente con la ley”, ya que ofrece créditos para adquisición y construcción de viviendas para familias con ingresos máximos de hasta 5 salarios mínimos, donde se podrá financiar un monto hasta G. 300 millones y para beneficiarios que posean ingresos hasta 4 salarios mínimos se podrá financiar un monto de hasta G. 250 millones.

El presidente de la AFD explicó que lo que se va a hacer es tratar de adecuar este programa a la Ley de Fomento de la Vivienda y Desarrollo Urbano.

“En el plazo de un mes, luego de la promulgación de la ley, vamos a estar trabajando para adecuar el programa a la ley, de modo que cuando se reglamente ya tengamos un producto definido para financiarlo”, aseguró el presidente de la AFD.