25 de febrero
Sábado
Muy nublado
23°
33°
Domingo
Mayormente nublado
23°
33°
Lunes
Muy nublado
24°
34°
Martes
Chubascos
24°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 7 de febrero de 2017, 12:50

La negociación de ofertas comerciales entre el Mercosur y la UE llega a "momentos cruciales"

Asunción, 7 feb (EFE).- El Mercosur y la Unión Europea (UE) afrontan "momentos cruciales" en las negociaciones sobre la presentación de ofertas que mantienen en busca de la consecución de un acuerdo de libre comercio entre ambos bloques, afirmó hoy el viceministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Rigoberto Gauto.

Gauto destacó que ambos bloques se reunirán a partir del martes en Bruselas (Bélgica) para continuar matizando las ofertas presentadas y tratar de llegar a un acuerdo que posibilite las negociaciones finales.

Sin embargo, puntualizó que para el Mercosur -conformado por Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay- "lo más delicado" es que la unión Europea no ha presentado una oferta completa que abarque todos los sectores, como sí ha hecho la parte suramericana.

"Nosotros hemos completado nuestra oferta, mal o bien, le guste o no le guste a la Unión Europea, lo vamos a negociar, pero nosotros hemos ofrecido en todo algo. Mientras, la Unión Europea excluyó la carne y el etanol de su oferta. Les hemos señalado en varias ocasiones que no vamos a empezar hasta que ellos no completen su oferta", dijo en una rueda de prensa en la sede de la Cancillería.

Añadió que son varios los puntos conflictivos que se deben pulir en esta nueva ronda de negociaciones y que por ese motivo "estas negociaciones no son fáciles y han fracasado en dos oportunidades anteriormente".

"A nosotros no nos satisface la idea de empezar las negociaciones sin que la oferta europea esté completa. Es un desequilibrio que a nosotros nos resulta difícil. Sin oferta completa no querríamos nosotros ser presa de un enfoque que sería para nosotros perdidoso", agregó.

En ese sentido, Gauto destacó que uno de los puntos más difíciles está en el sector primario, concretamente en cuanto a la carne bovina, teniendo en cuenta que Paraguay es el sexto productor mundial.

"Lo que hay y nos echan en cara en cada reunión es la enorme presión que tiene su sector agrícola acerca de la apertura de su mercado en materia agrícola, y detrás de los productores siempre están los políticos, que siempre abogan para evitar que la Unión Europea ceda mucho en esta materia", indicó Gauto.

Además de la carne, Gauto dijo que otro punto caliente es el mercado del azúcar, siendo Brasil el mayor productor mundial de este bien, por lo que "los europeos querrían mantener sus ingenios funcionando y evitar que se saturaran de azúcar proveniente de nuestros países".

También hay discrepancias en cuanto al sector automotriz, señaló Gauto, ya que la UE "tiene una ambición muy elevada en materia automotriz por la sencilla razón de que son grandes productores, y sobre todo de marcas de alta gama, que podrían, si nosotros bajamos los aranceles, exportar a los países del Mercosur con ventajas".

Sin embargo, puntualizó que "obviamente Argentina y Brasil tienen ciertas sensibilidades porque son productores de autos".

"Es bastante dramático porque es lo que nosotros de entrada siempre le decimos a la Unión Europea, que para poder empezar verdaderas negociaciones nosotros tenemos que tener su oferta completa", afirmó Gauto.

Pese a las diferentes dificultades, las negociaciones de la semana que viene concentrarán sus temáticas en compras públicas, acceso al mercado de bienes, medidas sanitarias y fitosanitarias, y servicios e inversiones, además de la presentación de una plataforma virtual para pequeñas y medianas empresas.

La presentación de las propuestas comerciales entre el Mercosur y la Unión Europea se llevó a cabo en Bruselas el pasado 11 de mayo, y desde entonces se han tratado de pulir diferentes aspectos en diversas rondas de negociación.

Las conversaciones sobre este amplio acuerdo de asociación, que incluye un tratado de libre comercio, se iniciaron en 1999, pero tras un infructuoso primer intercambio de ofertas de acceso a mercados en 2004, quedaron paralizadas hasta 2010, cuando las partes decidieron retomarlas en los márgenes de la cumbre euro-latinoamericana de 2016 en Madrid.