8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 16 de septiembre de 2016, 10:18

La muerte del número "2" y la crisis de Batman, el cómic español salta a EE.UU.

Washington, 16 sep (EFE).- Un grupo de autores de cómic español acaba de dar el salto a EE.UU. con la publicación en inglés de una antología de historias tan diversas como divertidas, que van desde el misterioso asesinato del número "2" hasta los vaivenes de un Batman sumergido en una profunda crisis personal.

Los 30 autores de la antología "Spanish Fever: Stories by the New Spanish Cartoonists" no quieren luchar contra los X-Men, ni contra Spider Man y mucho menos contra el Capitán América.

Han venido a EE.UU. para mostrar la metamorfosis que el cómic español ha experimentado en los últimos años y para buscar a un público adulto, amante del cine independiente, de la literatura en otros idiomas y que desee lanzarse de cabeza a unas viñetas contestatarias, violentas y hasta eróticas.

"Hay unas industrias que absorben y machacan todo lo que viene de fuera, pero también hay un público con mucha curiosidad", cuenta en Washington a Efe Santiago García, uno de los responsables de que haya llegado a EE.UU. traducida al inglés la antología "Panorama: la novela gráfica española de hoy", publicada en España en 2013.

Con un descarado espíritu crítico, algunos de los dibujantes cuestionan incluso algunos de los valores del cómic de EE.UU.

Ese es el caso de David Rubín, autor del cómic "Demolición", en el que una copia de Batman y otra de Superman se sumergen en una angustiosa conversación en la que Batman cuestiona la industria cultural que obliga a los superhéroes a actuar como "autómatas".

"Es como si hubiera tomado consciencia de su existencia como personaje de ficción y de que lleva años, décadas, repitiendo los mismos esquemas, una y otra vez", cuenta a Efe Rubín.

"La copia de Batman ya se ha cansado de todo eso, le está volviendo loco, le está destrozando la vida y quiere acabar como sea. Entonces decide matar al lector porque si nadie lee sus historietas entonces el ciclo se cierra", desvela Rubín.

No obstante, a pesar de la crítica, la inevitable influencia cultural de EE.UU. se hace presente en la antología mediante, por ejemplo, la historia de la muerte del "número 2" protagonizada por unos hombres fornidos, vestidos con trajes negros, con gafas de sol y que recuerdan a los temibles agentes de la CIA y el FBI.

"Señores, tenemos un serio problema, el número dos, ha muerto", anuncia el jefe de esos agentes desde unas viñetas del cómic.

Entonces, en medio de una oficina y con agentes muy serios sentados a lo largo de una mesa, el jefe del misterioso grupo activa un protocolo especial para averiguar quién ha matado al agente "número dos" y que se basa en gestos, como si se tratara del juego de mímica para adivinar los títulos de las películas.

"Es una historia humorística, de un humor absurdo que hace que no pueda entenderse el texto sin el dibujo y viceversa. Lo que importa es mezclar a tipos de una apariencia muy seria, tratando de comunicar algo que parece serio y que al final se convierte en una pantomima", cuenta a Efe José Domingo, el autor del cómic.

Las propias historias de la antología llevan a pensar sobre la transformación del cómic: desde los cuadernillos con grapas vendidos en las tiendas hasta su nueva naturaleza como "novela gráfica" y un tipo de literatura contemporánea vendida en librerías y con un formato elegante.

El propio formato de la antología "Spanish Fever: Stories by the New Spanish Cartoonists" renueva el concepto de cómic y tiene su origen precisamente en Estados Unidos, según revela García.

Santiago García, reconocido divulgador de cómics, cuenta que la antología original en español "Panorama" se inspiró en las series de "Best American Series" que de manera anual reúnen las mejores historietas de EE.UU. ya publicadas durante el año con el fin de acercar el género del cómic a nuevos aficionados.

Pero, pese a ser un formato parecido al estadounidense, la antología española está compuesta en un 99 % por textos inéditos.

Con ese espíritu "underground", los revolucionarios autores hicieron ayer una parada en Washington para dirigirse a uno de los festivales de cómic independiente más importantes de EE.UU., SPX 2016 (Small Press Expo), celebrado en Bethesda (Maryland) y desde donde iniciarán una gira por varias ciudades como Baltimore y Nueva York.

Los autores, consagrados y noveles, representan las nuevas tendencias del cómic español y están dispuestos a demostrar que gozan de gran libertad creativa.

Quieren demostrar que, con sus superhéroes en crisis y sus absurdos agentes de la CIA, pueden atraer a los lectores olvidados por la gran industria del cómic de Estados Unidos.

Beatriz Pascual Macías