11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 26 de septiembre de 2016, 13:43

La mayoría de azerbaiyanos apoyó ampliar los poderes presidenciales, según un sondeo

Bakú, 26 sep (EFE).- Una gran mayoría de azerbaiyanos apoyaron ampliar los poderes presidenciales en el controvertido referéndum constitucional celebrado hoy en este país transcaucásico, según los primeros sondeos a pie de urna.

El 92,5 % de los votantes respaldaron la enmienda constitucional que aumenta de cinco a siete años el mandato presidencial, la principal reforma recogida en un plebiscito que fue criticado tanto por la oposición como por Occidente.

De esta forma, el actual presidente, Ilham Alíev, que lleva en el poder desde 2003, no tendría que presentarse a la reelección en 2018, sino en 2020, ya que los límites a los mandatos presidenciales fueron retirados por medio de otro referéndum en 2009.

"El pueblo ha expresado de nuevo su confianza en el presidente. Esta ha sido una prueba de confianza popular. Y la prueba ha sido muy exitosa", declaró Alí Ajmédov, secretario del partido oficialista Nuevo Azerbaiyán, en rueda de prensa.

De acuerdo con las encuestas, también fueron respaldadas otras reformas, como la creación de la figura del vicepresidente primero y del vicepresidente, que asumirían el cargo de jefe del Estado en caso de incapacidad de este último.

Esos vicepresidentes serán designados a dedo por el jefe de Estado, que podría elegir así a su sucesor sin necesidad de recibir el beneplácito del Parlamento.

La actual Constitución señala que es el primer ministro quien debe asumir provisionalmente la jefatura del Estado en caso de incapacidad presidencial.

En caso de que las reformas constitucionales sean finalmente aprobadas, para lo que se necesita el apoyo de más de la mitad de los electores, el presidente también podrá disolver el Parlamento y convocar elecciones presidenciales anticipadas.

Otra de las reformas más polémicas es la que elimina la edad mínima para los candidatos presidenciales, que actualmente es de 35 años.

"Se trata a todas luces de un intento de refrendar en la Constitución el autoritarismo y el ilimitado poder de que goza una familia", dijo a Efe el líder del opositor Frente Popular de Azerbaiyán (FPA), Alí Kirimli.

El líder del FPA aludía a que dicha modificación favorece al hijo varón de Alíev, Gueidar, de 19 años, llamado así en honor de su abuelo, ya fallecido, quien fue presidente de Azerbaiyán entre 1993 y 2003.

La Comisión de Venecia, órgano asesor del Consejo de Europa para asuntos constitucionales, criticó duramente las enmiendas presentadas a consulta por las autoridades azerbaiyanas.

Según los expertos de la Comisión, dichas modificaciones "alteran considerablemente el equilibrio entre los poderes del Estado" y "confieren al presidente de Azerbaiyán facultades sin precedentes".

Estas conclusiones fueron rechazadas hoy por el jefe de la Administración presidencial, Ramiz Mejtíev, que las tachó de encargo político y lamentó que dicha comisión no abriera consultas con las autoridades azerbaiyanas sobre el contenido de la consulta.

Más de tres millones y medio de azerbaiyanos acudieron a votar, un 69,7 % del total de electores llamados a las urnas, según el Gobierno.

La caída de los precios del petróleo ha incrementado la inestabilidad política y social en este país bañado por el mar Caspio, al igual que el número de casos de represión de la oposición, la prensa y de los defensores de los derechos humanos críticos con Alíev.

Los países occidentales se abstienen de criticar a Azerbaiyán, ya que se trata de un Estado crucial en sus planes de diversificar sus fuentes de energía a la hora de tender gasoductos desde Asia Central eludiendo territorio ruso.