17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
29°
Viernes
Parcialmente nublado
18°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 8 de febrero de 2017, 16:53

La Justicia suspende el nombramiento de un ministro brasileño salpicado por corrupción

Brasilia, 8 feb (EFE).- La Justicia brasileña suspendió hoy de manera cautelar el nombramiento de Wellington Moreira Franco como nuevo ministro de la Secretaría General de la Presidencia al estar salpicado por el gigantesco caso de corrupción en Petrobras.

El juez federal Eduardo Rocha recordó en su decisión que el nombramiento de Moreira Franco como ministro se produjo "apenas tres días después de la homologación de las delaciones de Odebrecht", constructora implicada en la trama de corrupción destapada en el seno de la petrolera estatal.

Moreira Franco, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera el presidente del país, Michel Temer, tomó posesión de su nuevo cargo el pasado 3 de febrero, lo que automáticamente le concedió fuero privilegiado, por lo que tan solo podrá ser juzgado por la Corte Suprema de Brasil.

"Es sabido que Wellington Moreira Franco fue mencionado, con contenido comprometedor, en la delación de Odebrecht en el ámbito de la operación Lava Jato", señaló el juez en el auto.

Según medios locales, Moreira Franco fue citado en al menos una de las confesiones realizadas por 77 exejecutivos de la constructora Odebrecht a cambio de una reducción de sus futuras penas y en la que supuestamente detallan el pago de sobornos por parte de la compañía a unos 200 políticos de todo el arco parlamentario.

Rocha justificó la suspensión con base a la jurisprudencia existente, cuando el magistrado del Supremo Gilmar Mendes impidió al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva convertirse en ministro de la Casa Civil (Presidencia) del Gobierno de la entonces mandataria Dilma Rousseff, destituida el pasado agosto.

De hecho, el ex jefe de Estado (2003-2010) presentó el martes una petición ante la Corte Suprema, en la que pidió al pleno del órgano revisar esa decisión de marzo del año pasado en la que se suspendió su nombramiento.

Por aquel entonces, Mendes consideró que Rousseff había designado a Lula para ofrecerle un fuero privilegiado a su aliado político frente a las investigaciones por corrupción que enfrenta.