9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
lunes 31 de octubre de 2016, 01:00

La isla Acaray guarda una flora y fauna de riquísimo valor científico

El sitio alberga un importante remanente del Bosque Atlántico de Alto Paraná sin intervención humana. La formación es una burbuja volcánica de unos 60 millones de años, según explica un investigador.

Por Wilson Ferreira

CIUDAD DEL ESTE

La nula intervención del hombre permite que la isla Acaray, ubicada a unos 250 metros del Puente de la Amistad, en medio del río Paraná, que divide Ciudad del Este (Paraguay) de Foz de Yguazú (Brasil), atesore un importante remanente del Bosque Atlántico del Alto Paraná, de valor científico incalculable.

"La isla tiene una rica vegetación y puede incluso haber especies de insectos que no hay otro lado. O puede haber de la misma especie que hay aquí, pero al estar allí aislado puede haber sufrido de alguna transformación. Es necesario hacer un estudio más preciso de la fauna y flora. Es un recurso natural riquísimo", comenta el profesor Francisco Amarilla, historiador, antropólogo e investigador de la flora y la fauna de la región.

El investigador paraguayo, radicado en Foz de Yguazú hace más de 40 años, comentó que en los últimos 10 años realizó cuatro expediciones, las que documentó en fotografías y filmaciones. "La última vez fuimos con fotógrafos y periodistas, tengo imágenes bellísimas de ese lugar", menciona al recordar que junto a su padre ya había ido a la isla cuando tenía 5 y 12 años. Desde entonces guarda una gran curiosidad por el lugar.

Estima que tendría unas 4 hectáreas. "Es alto, un cerro. La mayoría de la gente lo observa desde arriba, desde el puente, pero cuando pasás cerca en una embarcación te das cuenta de su verdadera dimensión. Es un laboratorio de investigación científica increíble", destacó.

Amarilla refiere que está cubierta de una densa vegetación de la selva atlántica intocable. "El oxígeno allí es puro y en horas de la noche cae la temperatura. Hace mucho más frío que en otro lugar. La polución no llega al lugar, porque el agua los elimina", añade.

Comenta que se puede ver carpincho, apere'a, serpientes, pájaros de diferentes especies, que viven allí, se alimentan y hacen su nido y nadie los molesta. En cuanto a vegetación, tiene lapacho colorado, mucho mambú, guatambú, higuera, ñangapiry y muchas otras especies.

A lo largo del río Paraná, desde Brasil hasta Argentina, hay varias islas, "pero esta debe ser la mayor, la más linda y la más exótica", expresó.

La isla está en lado brasileño, porque el canal principal del río pasa hacia el lado de Paraguay, dejando la isla hacia Brasil, pero las dos marinas (Armada) son responsables de su cuidado. Cualquier problema, ambas fuerzas pueden intervenir, dijo Amarilla.