23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
32°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 12 de abril de 2017, 03:16

La inflación en China sube un 0,9 % entre dudas sobre la demanda doméstica

Pekín, 12 abr (EFE).- La tasa interanual del índice de precios al consumo (IPC) de China se situó en marzo en el 0,9 %, según reflejan los datos publicados hoy por la Oficina Nacional de Estadísticas china (ONE).

El dato es ligeramente mayor al registrado en febrero, un ascenso del 0,8 % interanual que representó el nivel más bajo de los últimos dos años, aunque no alcanza las previsiones de los expertos, que esperaban que subiera entre un 1 y un 1,4 % en marzo.

Esta situación genera dudas sobre la fortaleza de la demanda doméstica, uno de los problemas que más preocupa a un Gobierno chino que ha apostado por cambiar su modelo económico para que sea menos dependiente de su competitividad exterior y de las inversiones públicas, centrando su crecimiento en el consumo interno.

Lukman Otunuga, analista de la firma FXTM, consideró en un comunicado previo que una subida interanual del 1 % o superior hubiera sido "un gran estímulo" para la economía china, evidenciando que esta demanda está repuntando y apoyando el crecimiento y la confianza en la salud de la segunda economía mundial.

De hecho, la comparación intermensual arroja un descenso del 0,3 % con respecto a febrero, un dato aún mayor que el publicado ese mes, cuando bajó un 0,2 % respecto a enero.

Esta situación se da principalmente por la bajada del precio de los alimentos, que representan cerca de un tercio del IPC chino y cayeron un 1,9 %, cifra que aumenta al 4,4 % en el caso de la comparación interanual.

El principal responsable de esta bajada es el precio de las verduras, que en marzo fue un 7,9 % más barato que en febrero, acompañado de los huevos (4 %), la carne de cerdo (3,5 %), el pollo (2,1 %) y la fruta fresca (1,2 %).

Por el contrario, el coste de otros productos no alimentarios creció un 0,1 % con respecto a febrero, animado por el aumento de precio en ropa y zapatos (0,6 %) y en servicios médicos (0,5 %).

Volviendo a la comparación interanual, resulta llamativa la caída de los precios en verduras, del 27,9 %, así como la de los huevos (11,8 %), que tiran hacia abajo de unos precios alimentarios que bajan un 4,4 %, mientras que se observan destacados avances en vehículos (16,9 %) y servicios médicos (5,3 %).

Por otra parte, la ONE también anunció hoy el índice de precios al productor (IPP), que mide la variación de precios al por mayor y que creció un 7,6 % interanual en marzo, dos décimas por debajo de la subida interanual de febrero, su máximo desde 2008.

Según el experto de la Oficina Nacional de Estadísticas Sheng Guoqing, los motores de este crecimiento fueron la extracción de petróleo y gas, la minería y la fundición y laminación de metales ferrosos.

El analista de Capital Economics Julian Evans-Pritchard espera que este índice siga cayendo aún más en los próximos meses por una ralentización de la actividad económica debido a políticas más restrictivas.

Asimismo, Evans-Pritchard descarta una mayor reflación (subida de precios en época de recesión) en el país asiático.

En el cómputo intermensual, el IPP avanzó un 0,3 por ciento.

China se ha fijado para este año un crecimiento de su economía de en torno al 6,5 %, según anunció en marzo el primer ministro, Li Keqiang, durante la presentación de su informe anual sobre la gestión del Gobierno.

Entonces, el Ejecutivo también informó de que el objetivo oficial de inflación para 2017 es del 3 %, después de que el IPC aumentara un 2 % interanual en 2016.