6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 23 de noviembre de 2016, 15:21

La industria tecnológica argentina dice que levantar los aranceles mata al sector

Buenos Aires, 23 nov (EFE).- Empresas y representantes de la industria tecnológica argentina consultadas por Efe mostraron hoy su preocupación ante la decisión del Gobierno de levantar los aranceles a las importaciones de productos informáticos terminados, una medida que, denunciaron, acabará con el sector.

El pasado 7 de noviembre, el Ministerio de Producción anunció que a partir de marzo quedará eliminado el arancel actual de 35 % para importar ordenadores, netbooks y tablets, con el fin de bajar los precios, aumentar la calidad de estos productos e incrementar la productividad de miles de empresas en el país.

"Tenemos que reducir la brecha digital y que todos los argentinos tengamos tecnología moderna a precio accesible", explicó en su perfil de Twitter el titular de esa cartera, Francisco Cabrera, para explicar la decisión, que, a su juicio, permitirá bajar los precios hasta un 50 %.

No obstante, representantes del sector mostraron su descontento hacia la medida, que pone en jaque, denuncian, la continuidad de unas 10 empresas de gran tamaño que fabrican estos productos en la provincia sureña de Tierra del Fuego, así como de toda una red de pymes que bebe de estas corporaciones.

"La decisión es un certificado de defunción" para las empresas, dijo a Efe el secretario de Industria de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Pedro Cascales, quien opinó que la bajada de los aranceles debe ser "gradual" y permitir un acomodamiento de las empresas al nuevo contexto.

Para Cascales es muy difícil competir con la industria de China por un tema de "escala", así como por las diferencias de protección de los trabajadores en cada país: "Cuando uno paga a un trabajador argentino, paga salud y paga jubilación, no sé qué paga un asalariado chino", se preguntó.

Coincidió con él Carlos Scimone, titular de la Camoca (Cámara Argentina de Máquinas de Oficinas Comerciales y Afines), quien alertó de que con esta situación las empresas de la industria van a tener que despedir a un piso mínimo de 10.000 trabajadores.

Además, indicó que hay un sector de unas 4.000 pymes en todo el país que emplean a "artesanos de la informática" que hacen ordenadores a medida para pequeñas poblaciones, otro sector que, pronosticó, desaparecerá.

Scimone explicó a Efe que tres días antes del anuncio de la eliminación del impuesto dirigieron una propuesta al Ministerio de Producción que contemplaba una bajada de los aranceles de 35 % actual hasta 16 %, coincidente con el arancel externo común del Mercosur.

Tras conocerse la medida, la Unión Obrera Metalúrgica de Río Negro, en Tierra del Fuego, alertó de que la empresa Informática Fueguina S.A., que produce ordenadores para la empresa argentina BGH tenía previsto despedir a 160 trabajadores por el cierre de esa planta en la provincia.

Desde la empresa negaron que fueran a despedir trabajadores y desmintieron también el cierre de la planta, pero sí se mostraron preocupados por el impacto "significativo" que puede sufrir el sector en cuanto se haga efectiva la decisión del Gobierno.