18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Lunes
Despejado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
miércoles 11 de enero de 2017, 01:00

La industria farmacéutica

Es una de la empresas que más ganancias tiene en el mundo. Lo cual es bueno porque tratándose de un tema de tanta importancia como la salud toda la investigación que se realice para curar las enfermedades es de alabar.

Sin embargo, existen enfermedades olvidadas en la industria farmacéutica. No porque no las conozcamos sino porque ahora son enfermedades de los empobrecidos del mundo y eso no interesa a las grandes empresas farmacéuticas porque sus enfermos no tendrían plata para pagar las medicinas que las curan.

Un ejemplo es la tuberculosis. En un tiempo era una pandemia en el mundo. Pero al mejorar la calidad de vida, la higiene y sobre todo la alimentación, fue desapareciendo de los países ricos. Ha quedado reducida a zonas del Tercer Mundo.

Otro caso se refiere al mal de Chagas.

Ya pasaron 100 años de su descubrimiento. Actualmente se calculan de 6 a 7 millones de personas en el mundo infectados de este mal.

Un testimonio: “Nosotros vivíamos desde niños con las vinchucas, vivíamos en una casa de adobes. Yo estudio bioquímica y en la universidad estudiamos esta enfermedad y de las vinchucas y recordando mi infancia pensé que tendría que hacerme un análisis. Y salí positivo. Hay mucha gente que tiene esta enfermedad, pero simplemente no lo sabe”.

Chagas es una enfermedad que mata silenciosamente. Sus pacientes enferman y mueren en silencio. Los síntomas con que se presentan en muchas ocasiones son atacados uno por uno, pero no se sospecha que tienen una causa escondida: el mal de Chagas. Chagas es la primera causante de los problemas cardiacos en América latina.

Esto que escribo hoy, para mí, es una muestra de la inhumanidad del capitalismo de mercado. Si obtener el máximo de ganancia, a como sea, es el objetivo de una empresa, de un modo o de otro traspasará los límites de la ética humana.