19 de enero
Jueves
Mayormente despejado
25°
37°
Viernes
Mayormente despejado
25°
35°
Sábado
Mayormente despejado
24°
34°
Domingo
Parcialmente nublado
24°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 5 de enero de 2017, 14:06

La industria automotriz de Brasil cae en 2016 y augura recuperarse en 2017

Sao Paulo, 5 ene (EFE).- La industria automotriz de Brasil encadenó en 2016 su tercer año consecutivo en negativo con una caída en la producción de vehículos del 11,2 %, aunque prevé un crecimiento leve en 2017 con el que pretende poner fin a la crisis del sector, informó hoy la patronal.

"Será una crecimiento un poco tímido, nuestra previsión es (una producción) del 4 %, pero es positivo porque paramos de caer y comenzamos a crecer", dijo en una rueda de prensa Antonio Carlos Botelho Megale, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea).

Botelho destacó que el sector automovilístico tiene "potencial para crecer bastante" en 2017 con una subida "más acentuada" prevista para finales de este año, apoyada principalmente en el buen funcionamiento de las exportaciones.

"Las exportaciones son una cuestión importante, estamos en nuestro tercer año de crecimiento. Hay un esfuerzo de todas las empresas y del Gobierno para ampliar los mercados", agregó.

La venta de autos montados -que incluye leves, camiones y autobuses- en el exterior es uno de los pocos indicadores positivos registrados en 2016 puesto que aumentó un 24,7 %, lo que equivale a una salida del país de 520.286 unidades en los doce meses del año.

Esa cifra supuso en valores monetarios unos 10.664 millones de dólares, superior en 169 millones con respecto al año anterior, pero lejos de los 16.561 millones anotados en 2013.

"Argentina continúa siendo nuestro mejor socio, el destino mayor de nuestras exportaciones. En Colombia y Chile, todavía son números bajos, pero aumentamos de una forma relevante", explicó Botelho Megale.

No obstante, la industria automotriz volvió a firmar en 2016 una nueva caída en cuanto a la producción de vehículos, que bajó el 11,2 % y encadenó de esta forma tres ejercicios consecutivos en esa línea desde que en 2013 fabricara la cifra récord de 3,71 millones de autos.

Desde entonces, el retroceso fue agudizándose con los 3,14 millones registrados en 2014, seguidos de los 2,43 millones de 2015 hasta llegar a los 2,16 millones de unidades producidas el año pasado, su menor volumen desde 2004.

El sector automotor, uno de los más importantes del país, siguió en 2016 la línea de crecimiento negativo del Producto Interior Bruto (PIB) de Brasil, cuya proyección para ese año es de un retroceso del 3,5 %, con lo que encadenará dos ejercicios consecutivos en recesión desde la década de 1930, pues en 2015 cayó el 3,8 %.

En diciembre pasado se produjeron 200.887 unidades, lo que supone un 40,6 % más respecto al mismo mes del año anterior, cuando se fabricaron 142.848 vehículos, aunque bajó el 7,1 % comparado con noviembre.

Sin embargo, diciembre y noviembre de 2016 fueron los únicos meses del año cuyos datos de fabricación superaron los 200.000 vehículos, afirmó Botelho Megale.

Por otro lado, la industria automotriz continuó destruyendo empleo y cerró el ejercicio con 121.211 personas, lo que representa un 7,1 % menos de trabajadores comparado con 2015, cuando la plantilla total llegaba hasta los 130.504 trabajadores, algo que preocupa a la patronal.

"Sí, la cuestión del empleo es muy importante (...) Creemos que solo a medida que los inversores recuperen la confianza y vuelvan a invertir, la tasa de desempleo comenzará a caer y eso sería algo importantísimo para la recuperación de nuestro mercado también", aseveró el presidente de Anfavea.

La patronal se abstuvo de dar una proyección exacta sobre si 2017 será un año de creación de empleo en el sector, una cuestión con perspectivas negativas en todo el país.

El número de desempleados en Brasil llegó al récord de 12,1 millones en el trimestre entre septiembre y noviembre de 2016, el equivalente al 11,9 % de la población activa.

Según analistas privados, el plan de choque del Gobierno del presidente Michel Temer, que incluye un duro ajuste fiscal y limitar los gastos públicos durante las próximas dos décadas, los cuales estarán supeditados a la inflación del año anterior, congelará el consumo interno.

Esa congelación, de acuerdo con analistas del mercado, lo que puede traducirse en un aumento de las tasas de empleo a corto y medio plazo.

Más aguda fue la caída en la matriculación ya que, según Anfavea, en 2016 retrocedió el 20,2 % con respecto al año anterior hasta los 2.050.317 millones de nuevos autos inscritos.

Durante el último mes de 2016 fueron matriculados 204.329 de vehículos, una cifra un 10,3 % menor frente al mismo periodo del año anterior.

De otro lado, las ventas de vehículos nuevos en Brasil cayeron en 2016 por cuarto año consecutivo y se ubicaron en 2,05 millones de unidades, su peor nivel desde 2006 (1,93 millones), informó el miércoles la Federación Nacional de Distribuidores de Vehículos (Fenabrave).

Las ventas, medidas por el número de matrículas expedidas, cayeron un 20,19 % en comparación con 2015, cuando habían sido vendidos en la mayor economía sudamericana 2,5 millones de automóviles, camionetas, utilitarios, camiones y autobuses.