23 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
sábado 20 de mayo de 2017, 01:00

La incertidumbre en Brasil preocupa a los arroceros paraguayos

La situación política en Brasil se ha trasladado al ámbito económico con la caída del real, lo que a su vez genera incertidumbre para operar en el rubro del arroz desde Paraguay, explicó el experto en el tema Héctor Ramírez, de la consultora Arrozal.

“Todavía no se siente el impacto, pero la operación ya viene muy baja. Es muy arriesgado para el comprador y para el vendedor hacer contratos ahora mismo por la incertidumbre y con el real devaluándose”, explicó.

Recordó que el 80% de la totalidad de las exportaciones de arroz paraguayo van a Brasil, por lo tanto se trata del principal mercado de dicho producto.

Actualmente no hay reportes de daños debido a que pasaron apenas días, pero la primera señal ya está, la cual es la devaluación del real ante el dólar, explicó Ramírez.

“Grandes volúmenes (enviados) no tenemos fuera de Brasil”, reiteró el experto.

Para no ser dependientes de Brasil, desde el 2010 se intensificó la búsqueda de mercados alternativos. En ese entonces, había 12 mercados para el arroz paraguayo. Hoy día, son 23 los países que reciben el producto paraguayo, explicó Ramírez.

No obstante, no se restó a Brasil importancia debido a que los volúmenes que van a los demás países son ínfimos, en comparación con lo que va al vecino país. “Brasil importa el 80% o más de lo que Paraguay produce para el mercado exterior”, manifestó Ramírez.

Los arroceros paraguayos entonces están mirando a Centroamérica, donde también se está gestando una importante demanda de alimentos.

“Colombia está pasando por una inundación importante que afectó su producción, esto puede generarle un déficit”, comentó al respecto.

Situación. Además de la preocupación por Brasil, la producción de arroz en Paraguay durante la actual zafra tuvo atrasos por las lluvias, lo que repercutirá en los rendimientos, recordó Ramírez. Cree que no se superarán las 700.000 toneladas en el año.