7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 3 de agosto de 2016, 15:32

La HRF advierte del riesgo de que Nicaragua se suma en "una nueva dictadura"

Miami (EE.UU.), 3 ago (EFE).- La organización Human Rights Foundation (HRF) denunció hoy que el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, ha logrado instaurar "un régimen de partido único" y puesto a Nicaragua en riesgo de sumirse en "una nueva dictadura".

"En menos de dos meses y aprovechando el control del sandinismo sobre todos los órganos del Estado, Ortega ha conseguido allanarse una vez más el camino a la reelección indefinida e instaurar lo que para efectos prácticos es a todas luces un régimen de partido único", dijo Thor Halvorssen, presidente de HRF, en un comunicado.

Halvorssen afirmó que "lo que está ocurriendo en Nicaragua es una grave alteración del orden democrático que amenaza con sumir al país en una nueva dictadura".

Por su parte, Centa Rek, una de las abogadas que trabaja para HRF, una organización sin fines de lucro, independiente y apolítica, dijo a Efe que Ortega se ha garantizado la séptima postulación a la Presidencia de Nicaragua y su cuarto mandato consecutivo.

Rek indicó que la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua está "ampliamente identificada" con el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional y lo mismo otros órganos del Estado.

"Nicaragua está al borde del totalitarismo", sentenció.

En un comunicado, la organización defensora de los derechos humanos, con sede central en Nueva York, reaccionó hoy a lo que calificó como la "destitución arbitraria" de los 28 diputados del Partido Liberal Independiente (PLI), incluyendo 12 suplentes, los únicos de la oposición que aun quedaban en la Asamblea Nacional.

La Junta Directiva de la Asamblea Nacional acató el pasado viernes una resolución del Consejo Supremo Electoral (CSE) en la que se destituye a los 28 legisladores por "cambiar de opción electoral en el ejercicio de su cargo".

La destitución tuvo lugar después de que los diputados opositores se negaran a acatar un fallo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que despojó al PLI, principal partido de la oposición, de su representante legal, Eduardo Montealegre, y designó a Pedro Reyes en ese puesto.

HRF denunció que fue Reyes "actuando de manera funcional al oficialismo" el que solicitó al CSE que destituyera a los diputados liberales y subrayó que el fallo "anuló automáticamente el nombramiento de auténticos candidatos opositores" bajo la insignia PLI para las elecciones de noviembre próximo.