1 de octubre
Sábado
Mayormente despejado
19°
31°
Domingo
Poco nublado con tormentas
17°
32°
Lunes
Chubascos
16°
24°
Martes
Mayormente despejado
17°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Especiales
miércoles 21 de septiembre de 2016, 09:25

La historia del joven que desafía obstáculos

Sergio Palacios nació a los cinco meses y medio. Lo ingresaron a una incubadora como a todo bebé prematuro, pero a diferencia de otros casos, una falla técnica de profesionales le dejó ciego, pero no le robó la visión. Esta es la historia de un joven que decidió romper paradigmas y quebrar barreras.

Sergio tiene 27 años. Terminó la carrera Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Asunción (UNA). Asegura que a pesar de contar con discapacidad visual él prefiere disfrutar de la vida, eliminando de su vida los lamentos.

Nació a los 5 meses y medio y una mala graduación en la incubadora le quemó la retina. No sabe identificar dónde fue que ocurrió el accidente porque recorrió varios sanatorios y recién mucho tiempo después se dieron cuenta de que no veía.

Terminó la carrera en el año 2013 y, luego de cumplir con tal proceso, viajó becado a España para estudiar comunicación audiovisual durante cinco meses. Pretendía especializarse en edición de audios, pero en el mencionado país no contaban con un programa que se adecue a su condición.

Embed

En junio del 2014 ingresó a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) como pasante y en setiembre del pasado año logró que lo contraten. Trabaja en la unidad de comunicación de tal institución redactando gacetillas de prensa, realiza monitoreo de radios y algunas entrevistas.

¿Cómo lo hace?

"Tengo un lector de pantalla que me permite saber lo que estoy escribiendo. Utilizo un auricular y escribo las gacetillas, luego mis compañeros me ayuda a saber si tuve algún error, especialmente con la ortografía", comentó Sergio a nuestra redacción.

DEUDA DEL ESTADO

Palacios asegura que la mayor deuda del Estado paraguayo es no haberle ofrecido una educación de calidad. "Solo sé hacer suma, resta, multiplicación y división, pero hasta ahí porque los profesores no sabían cómo enseñarme", relató.

"Creo que el Ministerio de Educación debería de buscar la manera de lograr que la educación sea realmente inclusiva, especialmente con relación a la capacitación de docentes", dijo.

Detalló que la gente estaciona sus autos o motos en la vereda o cuando hay construcciones tiran en cualquier lado los escombros, cuestión que obstruye el paso para las personas con discapacidad.

"SOMOS IGUAL DE COMPETITIVOS QUE LOS DEMÁS"

Para Sergio, uno de los mayores desafíos es "mostrar que somos igual de competitivos que los demás teniendo menos herramientas. Mi gran obstáculo no es no poder ver, sino que el país no esté preparado para nosotros, eso nos dificultad la posibilidad de pensar que podemos cumplir todas nuestras metas", sentenció.

"EL SECRETO ES VIVIR"

Para Sergio, la discapacidad visual no es un límite. Sale con sus amigos, se traslada en colectivo, va a los conciertos de sus grupos musicales favoritos, tiene novia y hace unos meses se lanzó de un paracaídas... ¿Cuál es su secreto?, vivir.

Embed

"Es algo muy individual, podés quedarte a lamentarte por tu condición o salir a disfrutar de tu vida; me parece que lo mejor que una persona puede hacer es disfrutar de la vida. Yo no tenía que estar vivo ahora porque nací muy pequeño y estoy igual acá, me parece que no puedo desperdiciar mi vida lamentándome por lo que no tengo", insistió.

Su deseo es conducir un programa de radio e inclusive especializarse en edición de sonido para trabajar en materiales para cine. Hasta el momento lo único que lo frena es el retraso tecnológico en nuestro país.